El riego de la crecida del Ebro ya pasó, pero ahora toca cuantificar los daños

0
130
Zaragoza crecida extraordinaria Ebro

La última semana ha sido un calvario para muchas zonas de Aragón y en localidades de Castilla y León, La Rioja y Navarra. Fue una tensa espera, ya que todos sabían que se venía una crecida y cuando serían las horas en las que esta se produciría, pero no había forma de evitarlo.

Finalmente, su paso por la capital aragonesa no fue tan dramático como en otras localidades, donde la crecida afectó a numerosas infraestructuras, provocando innumerables daños.

Cada vez son más habituales estas crecidas y todos los vecinos de las localidades afectadas empiezan a desesperarse ya que cada pocos años ven como el río provoca daños en sus casas, comercios, campos, coches, etc. Las empresas de limpieza ya se han movilizado para actuar en todas las zonas, para volver a traer a la normalidad lo antes posible a estas localidades.

La limpieza en comunidades muy cercanas al río va a ser muy exhaustiva, ya que los pisos bajos fueron completamente inundados, y ahora el barro ha dejado una huella que se debe eliminar para volver hacer habitables estas casas. Algunas de ellas necesitan de la una limpieza de moqueta especial, ya que este material requiere de un cuidado al haberse mojado, si no se hace, olerá y se deberá cambiar por completo.

Por suerte, tras esta crecida, no se deben lamentar ningún daño personal, lo que más preocupa son los campos, donde diversas plantaciones, sobre todo las vinícolas, pueden quedar dañadas para la próxima cosecha o vendimia.

Dejar respuesta