Frida Kahlo vuelve al Teatro de las Esquinas

0
705

Este jueves y viernes “Frida Kahlo, Viva la Vida” vuelve al Teatro de las Esquinas. Una nueva oportunidad de poder disfrutar de la extraordinaria propuesta de Viki Lafuente, estrenada en el mes de mayo en el Teatro de las Esquinas con el cartel de “sold out” en todas sus funciones, y que aúna música, teatro, danza, circo, pintura en vivo.

Un repaso en clave escénica de los momentos más destacados de la vida de la icónica artista Frida Kahlo. Esta obra acerca al público una historia llena de arte, valores de género, política, inclusión social, su inspiración, sus frases más míticas, una escenografía colorista, un vestuario inspirado en el “día de muertos” y sobre todo amor.

Una historia que habla de arte, de valores, de política, de género, de discapacidad… y pone sobre la mesa las pasiones y el dolor, pero también la esperanza y el color. Frida Kahlo: viva la vida es un espectáculo apto para todos los públicos de ‘70 minutos de duración, dinámico, moderno e innovador, cuidado con mimo hasta el último detalle y sobretodo fiel y respetuoso a la cultura mexicana.

Un espectáculo aragonés

Varios artistas aragoneses lanzaron la idea de este espectáculo en Verkami, para obtener la financiación necesaria mediante crowdfunding para llevarlo adelante. Más de 160 mecenas apostaron por él y éxito posterior habla por sí solo.

Con Amparo Nogués en dirección y Ana continente como directora de coreografía, ‘Viva la vida’ espera tener la misma acogida que el pasado mayo.

‘Viva la vida’ en otros países

Frida Kahlo es un icono mundial. El origen de “Viva la vida” tiene su origen en 1998, cuando Humberto Robles escribió el monólogo teatral con este nombre. Ha sido montado en más de 24 países, entre los que se incluye España.

A nuestro país llegó en 2007, en el Festival LGTB Visible de Madrid. Seis años antes, en México, se produjo el debut de esta obra que ha recibido numerosos premios, entre ellos el de Mejor Espectáculo Biográfico en el United Solo Festival

 

Dejar respuesta