El ayuntamiento aplaza el pago de alquileres de Zaragoza Vivienda

0
364
zaragoza vivienda no pagara alquileres

El ayuntamiento de Zaragoza ha decidido aplazar el pago de los alquileres de viviendas, locales de uso comercial y servicios profesionales que Zaragoza Vivienda tiene en alquiler.

Con esta medida, pretende ayudar a los inquilinos a sobrellevar la situación social y económica que se ha producido a causa del estado de alarma, aplicado como medida preventiva para frenar el coronavirus.

El pago del arriendo de esas viviendas y locales se cobrará a los inquilinos cuando finalice el estado de alarma y sus posibles prórrogas. Será entonces cuando la sociedad municipal facilite el pago fraccionado de la mensualidad o mensualidades aplazadas.

Un total de 2.217 viviendas se verán beneficiadas por esta medida. El ayuntamiento dejará de percibir de forma inmediata 452.000 euros.

No se reclamarán rentas

Por el mismo motivo, el Ayuntamiento de Zaragoza no va a iniciar acciones judiciales para recuperar la posesión de alguna de sus viviendas municipales ni va a reclamar rentas. También suspende los lanzamientos ya señalados de viviendas municipales hasta que termine el periodo de estado de alarma.

Se agilizan los trabajos de mejora y puesta a punto

En consistorio también ha decidido que todas las viviendas en propiedad de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda que estaban pendientes de puesta a punto (por reforma, alta de suministros o amueblamiento) agilicen sus trabajos y pasen a disposición de la Consejería de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza por si las circunstancias generadas por la crisis del COVID -19 lo requieren. Lo harán hasta que finalice el estado de alarma decretado por el gobierno central.

Atención en caso de emergencia

Además, desde que comenzase esta situación, se han establecido medidas especiales para asegurar la atención en las viviendas gestionadas por Zaragoza Vivienda relacionadas con averías urgentes (fontanería, saneamiento, electricidad, gas, calefacción o ascensor) que impidan el uso normal de la vivienda y pudiesen obligar al desalojo y consiguiente realojo de los usuarios. También se prevé la atención en caso de emergencias como incendios o situación de ruina.

Dejar respuesta