Refuerzo de cursos para promover la autonomía personal y el envejecimiento activo

0
361
cursos ancianos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha programado una amplia oferta de 813 cursos formativos para personas mayores, con un total de 15.868 plazas. La Concejalía de Mayores, adscrita al Área de Acción Social y Familia, ha acometido un esfuerzo adicional para reforzar esta programación 2019/2020 con un incremento de 18 cursos y 612 plazas más que en la anterior convocatoria.

La concejala de Mayores, Paloma Espinosa, ha comparecido en rueda de prensa junto al jefe de la Oficina del Mayor, Javier Viela, para presentar la oferta, que tiene como objetivo general promover el envejecimiento activo y saludable, atendiendo a aspectos relacionados con lo físico, cognitivo, psicológico y social. De esta forma, se pretende ayudar a las personas mayores a potenciar y desarrollar habilidades para contribuir a mejorar su autonomía personal en la vida diaria, así como apoyar y reforzar sus redes sociales.

El plazo de inscripciones estará abierto entre el 9 y el 20 de septiembre, de forma presencial en cualquier Centro de Convivencia para Mayores. El único requisito es ser socio o socia de esta red de instalaciones municipales, compuesta por 31 centros distribuidos en los distritos y barrios rurales de Zaragoza.

Cada persona puede solicitar un máximo de tres talleres, por orden de preferencia. Para aquellos cursos en los que la demanda supere la oferta, se realizará un sorteo de plazas. También pueden incorporarse a los cursos, de manera directa, las personas mayores derivadas desde Centros Municipales de Servicios Sociales o Centros de Salud.

Los talleres constan de una sesión semanal, normalmente de una hora de duración, excepto algunos de ellos, como el yoga, que requieren de sesiones de 90 minutos, o de dos horas, como los de manualidades, dibujo o pintura.

Tipos de talleres

Los cursos se dividen en dos tipos: talleres de envejecimiento activo, que se han reforzado con 15 nuevas propuestas, hasta alcanzar un total de 447 y talleres de experiencia, se han incrementado con 3 nuevos y alcanzan los 366 cursos.

Los primeros están impartidos por profesionales en ámbitos como la actividad física, la memoria o la expresión artística. La programación la complementan los denominados talleres de la experiencia, impartidos por personas mayores. Además de los objetivos del propio curso, en este caso se pretende también favorecer el desarrollo personal de las personas mayores colaboradoras que los imparten, y que transmiten sus conocimientos a otras personas mayores.

Los talleres de envejecimiento activo se dividen a su vez en tres áreas: salud y calidad de vida; expresión artística; y comunicación y cultura.

La primera de ellas, relacionada sobre todo con la actividad física, es la de mayor envergadura, con un total de 264 cursos y 6.173 plazas. En este grupo incluye desde las denominadas ‘gimnasias suaves’, aptas para personas con dificultades de movilidad, hasta grupos de baile en línea, gimnasia activa, espalda sana, entre otras.

También se han tenido en cuenta actividades relacionadas con la motricidad manual, dada su probable utilidad para las dificultades que, con cierta asiduidad, suelen aparecer en las personas mayores.

Además de la salud física, la programación tiene como líneas de actuación las actividades de tipo psicológico/cognitivo, entrenamiento de la memoria, bienestar psicológico y cultura, y las de tipo social.

En este último grupo se ofertan talleres de teatro o tertulias, entre otros. Si bien todos los talleres tienen entre sus objetivos mejorar la relación de los participantes con su entorno, se incluyen en este apartado aquellos en los que se ha observado una amplia implicación relacional entre personas usuarias.

Dejar respuesta