Acción Social y Familia habilita un WhatsApp para ayudar a los jóvenes en sus dudas afectivo-sexuales

0
273
fuente: mapfre.es

La Zona de Salud Joven, integrada en el Área de Acción Social y Familia, ha establecido métodos a distancia para seguir asesorando a los jóvenes de la ciudad en materia de salud sexual, reproductiva y salud mental durante el confinamiento.

El centro sigue cerrado a causa de la Covid-19, pero está realizando consultas telefónicas, a través del 97 672 60 43,  y vía email; en la dirección promocionsalud@zaragoza.es.

Además, se están manteniendo las reuniones grupales mediante encuentros virtuales con diferentes herramientas que así lo permiten.

El consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, ha explicado que se ha detectado una “preocupante disminución de preguntas”, sobre todo de chicas, en temas de salud sexual y reproductiva, por lo que se ha decidido habilitar también un WhatsApp para mejorar la comunicación: 609 015 439

También se derivarán aquellas propuestas relacionadas con estos temas que lleguen a través del teléfono gratuito 900 101 194, habilitado por el Área de Acción Social y Familia desde el inicio del estado de alarma.

En la parte de Educación Afectivo Sexual, además de contenidos que se han estado difundiendo especialmente en las redes sociales de Juventud, han querido reforzar su disponibilidad para que chicos y chicas lo tengan mucho más fácil con una línea de whatsapp 609 015 439 en la que puedan preguntar sus dudas y necesidades en relación con la sexualidad.

Zona de Salud Joven

La Zona de Salud Joven (ZSJ) es un centro municipal dirigido a jóvenes y a la promoción de su salud mental y sexual. Atienden a chicos y chicas entre 15 y 25 años y tratan de facilitar su accedeso de forma autónoma e independiente a un recurso adaptado a sus necesidades.

Como cuentan desde el ZSJ, actualmente, “los chicos y chicas que vienen demandan por una parte apoyo psicológico para atravesar los distintos malestares emocionales que les hacen sufrir: cuestiones familiares, de pareja, dificultades en las relaciones interpersonales” cada chico o chica trae su historia diferente.

A veces las intervenciones son grupales y muchas otras son individuales, pero en cualquier caso son escuchados y tratados con el objetivo de que logren estar mejor”.

Además también se da apoyo familiar para disminuir los indicadores de riesgo detectados y fomentar los factores protectores, asegurando así una atención adecuada de los jóvenes, coordinándose con otros profesionales y espacios de apoyo familiar. Ese trabajo consiste en dotar o reforzar a padres o tutores de estrategias y herramientas suficientes para adquirir o mejorar sus habilidades parentales.

Por otra parte, jóvenes que acuden al ZSJ porque quieren saber más sobre su sexualidad, sobre cómo funcionan sus cuerpos, tanto para el placer como para la reproducción, o porque tienen alguna dificultad con ello.

A veces, la razón es querer evitar ciertos riesgos de las relaciones sexoafectivas (infecciones de transmisión sexual, embarazos…) y otras quieren conocer más sobre lo que sienten y comparten, estar más a gusto consigo mismos/as y con quienes establecen esas relaciones.

Además, realizan un programa de Educación Afectivo Sexual en coordinación con los diferentes centros educativos, trabajando en el aula con los chicos y chicas o realizando los talleres en para que conozcan el recurso y pueda resultarles útil cuando lo necesiten. También mantienen sesiones con las familias y con el profesorado, ya que la tarea de la educación sexual debe ser compartida y continua para que sea de calidad, y trabajan en el asesoramiento a mediadores y agentes sociales.

Dejar respuesta