Ventajas de los andamios de aluminio frente a otros materiales

0
189
andamios de aluminio

Los andamios son uno de los elementos primordiales a la hora de llevar a cabo cualquier obra, ya sea de construcción como de mantenimiento o rehabilitación. Por eso, es primordial determinar cuál es el material idóneo para que el resultado sea óptimo en cuanto a la durabilidad del mismo, como la seguridad de quien realice dichos trabajos en la obra y respecto a la eficiencia que produce.  

Analizando determinadas variables, como es la comodidad del material, la facilidad del montaje, la seguridad, la resistencia, la durabilidad y el impacto medioambiental, se puede concluir que los andamios de aluminio son una opción muy completa frente a otro tipo de materiales, como es la madera o el acero. A su vez, se popularizarán cada vez más debido a sus características que se analizarán a continuación.  

En primer lugar, los andamios de aluminio son populares por su ligereza. Esto se debe a que es un tipo de material de baja densidad, lo que se traduce en que es extremadamente ligero y mucho más que la madera o el acero. Esta es la causa por la cual es muy cómodo de transportar y montar, independientemente de que sea un andamio multidireccional o de apoyo simple, por ejemplo. 

En casos en los que sea necesario realizar muchos movimientos, este tipo de material es perfecto. Respecto a su ligereza, el último aspecto a tener en cuenta es el hecho de que supone una reducción de carga en la estructura de soporte, así que favorece la prevención de riesgos.  

La facilidad del montaje es otro aspecto fundamental que no hay que olvidar, sobre todo, en el alquiler de andamios cuándo no se posee tanta experiencia. Gracias a que es un material ligero, su montaje es más sencillo y rápido, no implica un esfuerzo excesivo y reduce el tiempo de montaje o desmontaje.  

Además, otra de las características del aluminio es la seguridad que proporciona, que se convierte en un requisito indispensable en la prevención de riesgos laborales. Debido a que esto es una preocupación y en muchas ocasiones se trabaja desde las alturas y con determinados elementos que pueden ser un peligro para el trabajador.  

En este sentido, los andamios de aluminio aportan distintas ventajas. Por un lado, es un material no inflamable y tampoco produce chispas, así que en obras con riesgo de incendio esto lo minimiza. Por el otro lado, el aluminio tiene la propiedad de ser buen conductor eléctrico, así que es menos probable que se originen descargas eléctricas.  

Otra característica que supone una ventaja para este material es su resistencia, gracias a que genera una capa natural de óxido en su superficie, no le afecta la corrosión y es capaz de sustentar cargas pesadas, por lo que no supone ninguna limitación en obras donde sea necesario el uso de maquinaria pesada.  

La durabilidad del mismo es otra característica fundamental, el hecho de que sea resistente a la corrosión y no se oxide supone que no hay deterioro al ser expuesto en determinadas condiciones climatológicas adversas, y esto favorece su larga vida útil frente a otros materiales.  

Finalmente, los andamios de aluminio son una opción más ecológica en comparación con los andamios de otros materiales. El aluminio es un material reciclable que se puede utilizar una y otra vez, lo que significa que los andamios de aluminio pueden ser reutilizados y reciclados al final de su vida útil. Esto reduce la cantidad de residuos generados por el proyecto y ayuda a minimizar el impacto ambiental. 

Por lo tanto, los andamios de aluminio ofrecen características muy beneficiosas a la hora de realizar cualquier tipo de obra y favorecen la eficiencia de nuestros recursos, disminuyendo los costes a largo plazo.  

 

Dejar respuesta