Los accidentes de tráfico disminuyen un 6% en 2021 respecto años anteriores

0
18
accidentes de trafico zaragoza

En 2021, los accidentes de tráfico en Zaragoza han disminuido un 6% respecto a los niveles prepandemia del quinquenio 2016-2020 y un 12% sobre el 2019, además de que han sido de menor gravedad.

Durante 2021 en Zaragoza se han registrado 2.802 accidentes de tráfico y 1.090 víctimas de diversa consideración, pero en los 888 siniestros con lesiones registrados se han contabilizado 964 heridos leves, 125 graves y un fallecido frente a las cuatro personas muertas en 2020 y las dos de 2019.

La concejal delegada de Policía Local, Patricia Cavero, ha dado a conocer estos y otros datos durante la presentación del balance de Seguridad Vial y Siniestralidad, junto con el intendente del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Local de Zaragoza, Manuel Maroto.

En rueda de prensa, Patricia Cavero ha incidido en que aunque ha habido un descenso general de los accidentes, el aumento del uso de los vehículos de movilidad personal (VMP) ha supuesto un incremento de la siniestralidad.

En concreto, a lo largo de 2021, se han contabilizado 178 accidentes de VMP –frente a los 101 de 2020 y los 116 de 2019– y han resultado heridas 164 personas de las que 20 han sido graves y, además, el 30 por ciento de las lesiones son cranoencefálicas, ha apuntado Manuel Maroto, porque al ser un vehículo ligero, los usuarios “salen despedidos”.

El motivo principal de estos siniestros se ha debido a colisiones por falta de atención y por no respetar la preferencia del carril-bici, seguidos de choques. Los accidentes de bicicletas se han mantenido estables, aunque ha descendido de forma importante el número de lesionados, que ha caído en un 14%.

Convivencia

Tanto Patricia Cavero, como Manuel Maroto han subrayado que se intensificarán las campañas de vigilancia y sensibilización, como la última que ha concluido el pasado 6 de marzo, para concienciar de la necesidad de cumplir con la normativa y lograr la “convivencia adecuada” de todos los usuarios de la vía, especialmente con los peatones, que son los más vulnerables.

Al respecto, Patricia Cavero ha explicado que en 2021 se han registrado 202 atropellos, con 165 lesionados, entre los que ha habido un fallecido y 36 personas han resultado graves. No obstante, y con la excepción de 2020 por el confinamiento, el pasado año ha sido el de menor número de atropellos frente a los 264 del último quinquenio.

Patricia Cavero ha alertado de que la ingesta de alcohol aumenta “exponencialmente” las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico y también bajo los efectos de las drogas, además de que provocan lesiones más graves.

El año pasado, la Policía Local de Zaragoza ha realizado 26.806 pruebas de alcoholemia, de las que casi un 4% han sido positivas. Ese porcentaje se dispara hasta el 10% en las etilometrías practicadas tras un accidente. En total, el alcohol ha estado presente en 201 accidentes y en 14 el conductor ha dado positivo en drogas.

Las pruebas de detección de estupefacientes no se realizan a todos los conductores, sino únicamente a aquellos que, habiendo dado negativo en alcohol, muestran claros signos de no hallarse en plenas facultades para conducir, ha precisado el intendente del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Local de Zaragoza.

“Caballo de batalla”

“El alcohol, las drogas y el exceso de velocidad serán el caballo de batalla”, ha avanzado Patricia Cavero, para dejar claro que la Policía Local seguirá vigilando que se cumplan las ordenanzas por la seguridad de todos los vecinos de Zaragoza.

Asimismo, ha aportado otros datos, como que de las 176.680 denuncias por tráfico tramitadas en 2021 por la Policía Local, un 45% han estado relacionadas con parar o estacionar indebidamente –79.673–, un 41% con el exceso de velocidad –73.794– y otro 12% con no obedecer las señales de prohibición –9.881–.

El intendente del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Local, Manuel Maroto, ha comentado que el atropello es un accidente típico de vía urbana y en el caso de la velocidad es el “gran enemigo” junto al alcohol, las drogas y las distracciones, que son los “tres jinetes del Apocalipsis en seguridad vial”.

Manuel Maroto ha asegurado que el control de la velocidad con el “esfuerzo” del Ayuntamiento en la pacificación de las vías “ayuda a que ante un posible siniestro el alcance de los resultados sean meramente materiales”.

En vías urbanas, se convive con muy diversos tipos de vehículos, donde circulan algunos de hasta 20 toneladas, así como usuarios de patinete, y si no hay delimitaciones, esa convivencia se complica porque genera situaciones de riesgo y la manera de minimizarlas es conocer las normas de tráfico, como las prioridades de los carriles, ha explicado Maroto.

21 de marzo

En este contesto, ha señalado que la bicicleta y el VMP ayudan a la movilidad, pero hay que conjugar movilidad y seguridad vial, que son “vasos comunicantes” y no hay que cargar todo sobre uno. Se tienen que conjugar para que la ciudad sea movible, transitable y no a costa de la seguridad, ha precisado.

Se ha decantado por mantener las campañas de sensibilización en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y ha recordado que el próximo 21 de marzo entran en vigor normas nuevas encaminadas a mejorar los comportamientos de la seguridad vial, como la obligatoriedad del casco en los VMP.

Manuel Maroto ha incidido en que hay que garantizar la convivencia de los VMP en la escena urbana porque son ligeros y ágiles, pero, a veces, entran en conflicto con otros usuarios al ir por aceras. Se volverá a insistir en este medio de transporte –VMP– sobre la normativa vigente y la seguridad porque son vehículos propulsados por motor eléctrico y además no hay formación previa en el manejo y conducción.

En el caso de la bicicleta, ya está regulado y el casco es obligatorio hasta menores de 16 años y en vías urbanas, mientras que en las interurbanas todos los usuarios deben hacer uso de él.

Dejar respuesta