La despoblación empeora en Aragón en la última década

0
36
despoblación Aragón última década

La lucha contra la despoblación es un objetivo que Aragón y España tienen desde hace mucho tiempo y, sin embargo, las últimas estadísticas al respecto no son en absoluto alentadoras, sino que demuestran que tienen que doblarse los esfuerzos y trabajos.

Es que la despoblación empeora en Aragón en la última década, como han confirmado las cifras más recientes difundidas por el Instituto Aragonés de Estadística -IAEST-, cuyos números reflejan que el 80% de los municipios del interior han perdido habitantes.

Ahora mismo, hay más de 500 núcleos urbanos aragoneses que llegan al medio centenar de vecinos, mientras que la mitad de ellos ni siquiera alcanzan el centenar, generando enorme preocupación acerca de su subsistencia a medio y largo plazo.

¿Cuáles son las causas de este fenómeno?

Casos como el de Fuenferrada, Teruel, que tiene una increíble media de edad de 71,8 años, pueden explicarse a través de varias causas que los analistas detallan con gran exactitud:  mayor esperanza de vida, menos nacimientos y una inmigración a la baja.

Y aunque Fuenferrada es un caso paradigmático, de ninguna forma es una excepción, dado que 653 de las 731 localidades de la región se posicionan por encima de la media de edad promedio autonómica. Además, casi un 10% de ellas superan los 60 años, en promedio.

Vicente Pinilla, director de la Cátedra de Despoblación y Creatividad, que tiene el apoyo de la DPZ y la Universidad de Zaragoza, asegura que “no hay reemplazo generacional”, argumentando que “cada vez hay más mayores y menos niños y jóvenes”.

Las consecuencias sociales y económicas de la despoblación

Por supuesto, la despoblación conlleva todo tipo de implicaciones, como por ejemplo el resentimiento de los sistemas de pensiones, sanidad y servicios sociales, que deben responder a los ancianos sin que haya jóvenes que solventen las arcas públicas.

Por otro lado, cuanto más pequeño es el municipio, más alto es el envejecimiento, y podría darse la ecuación inversa: cuanto más alto es el envejecimiento, más jóvenes se marchan. Justamente allí es donde radica la dificultad que se halla al intentar impedir esa realidad.

En el extremo contrario se ubican las localidades del entorno metropolitano de Zaragoza, como por ejemplo Cuarte (34,4 años), María de Huerva (35,1), La Puebla de Alfindén (36,5), La Muela (36,9), Pinseque (38,6), Cadrete (39,3), o Utebo (39,6).

Dejar respuesta