Los autobuses de Zaragoza mejorarán su accesibilidad con la tecnología de NaviLens

0
98
NAVILENS Zaragoza accesibilidad autobuses

Ya sabemos que todos los autobuses nuevos urbanos de Zaragoza serán eléctricos, pero parece que las autoridades locales no quieren quedarse sólo con eso, sino que además pretenden que estos vehículos sean de fácil acceso para cualquier zaragozano.

Es por eso que, de acuerdo a lo que han informado en las últimas horas, los autobuses de Zaragoza mejorarán su accesibilidad con la tecnología de NaviLens, un proyecto que adquirirá carácter oficial después de las pruebas positivas de este último año.

De hecho, el trabajo conjunto entre el Ayuntamiento y la gente de NaviLens viene desde septiembre de 2020, y por eso los responsables del consistorio han decidido adquirir definitivamente estos innovadores sistemas para sus autobuses urbanos.

Una Zaragoza cada vez más accesible

Ya alcanzado ese acuerdo, y con las modificaciones realizadas sobre el contrato con Avanza también, se pretende que la implementación de estos mecanismos se irá completando a lo largo de los próximos meses, facilitando la vida a quien padece una discapacidad visual.

Esta campaña, que se lleva adelante al mismo tiempo que se impulsa la creación de una oficina de Accesibilidad y Derechos en el mismo sentido, pretende que quienes tengan ciertas deficiencias en su vista, puedan localizar las paradas, de manera precisa como autónomo.

Quienes hayan tenido la oportunidad de presenciar los ensayos y simulaciones en la línea 35 desde el pasado mes de noviembre ya sabrán a qué métodos nos referimos, mientras que los demás pueden revisar el vídeo al final del artículo para saber más al respecto.

Un transporte público realmente inclusivo

Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad, destacó en una nota de prensa que “gracias a este sistema se facilitará a muchas personas que sufren problemas de visión, y también a quienes tienen otro tipo de dificultades cognitivas, una movilidad más segura y más fácil, procurándoles además una mayor independencia”.

Otra ventaja es que las barreras idiomáticas se terminan para siempre, contribuyendo a las iniciativas que tienen como finalidad hacer de la capital aragonesa, una ciudad más abierta a las comunidades internacionales que quieran visitarla y descubrir sus encantos.

Sin duda, una excelente noticia pensando en un transporte público realmente inclusivo.

Dejar respuesta