Zaragoza presenta la primera biorrefinería urbana de Europa a escala industrial

0
148
Zaragoza primera biorrefinería urbana Europa

Allá por el mes de febrero informábamos que Zaragoza tendrá la primera biorrefinería de basura y lodos de Europa, y explicábamos que se trataba de un proyecto sumamente importante ya no sólo para esta localidad o España, sino para todo el continente.

Justamente por ese motivo es que acaba de realizar la presentación de la primera biorrefinería urbana de Europa a escala industrial, ahora ya oficial, y con la presencia durante el evento del alcalde, Jorge Azcón, y el consejero delegado de URBASER, José María López Piñol, quienes han firmado el convenio que inaugura la iniciativa.

En concreto, se trata de una nueva planta que se construirá junto al Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos que tiene la capital aragonesa, como parte de la campaña “CIRCULAR BIOCARBON“, que cuenta con un presupuesto de aproximadamente 23 millones de euros, 15 de los cuales son financiados por la Comisión Europea.

Una apuesta pionera con socios de primer nivel

El caso es que esta apuesta pionera que se implementará en Zaragoza cuenta con la participación confirmada de hasta 11 socios del continente, originarios de países como Italia, Dinamarca, Francia y Alemania, que quieren seguir de cerca la evolución que puede significar una instalación de esta clase para replicarla en sus territorios.

Asimismo, URBASER estará al frente de la dirección del proyecto, que pretende escalar a nivel industrial “la obtención de productos finales de alto valor añadido a partir de los residuos orgánicos generados en la ciudad”, según indica el comunicado oficial.

Incluso, en la nota de prensa han adelantado que se podrán producir “herramientas recubiertas y partes móviles mecánicas de mayor durabilidad, cámaras de visión nocturna, dispositivos para telecomunicaciones en tecnología 5G, bolsas biodegradables y compostables para la recogida de residuos”, por citar sólo unos ejemplos.

En sintonía con el compromiso de la UE

Para Zaragoza, que logró reciclar el 50% de residuos generados en 2020, su elección como base para la iniciativa es otra muestra de apoyo por una UE que se ha comprometido a impulsar las economías circulares, avalando marcos empresariales como éste.

Con ese objetivo, la construcción de la biorrefinería -que demorará cinco años- comenzará en 2022 en las actuales ocupaciones del Centro de I+D+i de URBASER “Alfonso Maíllo” y en el Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza.

Dejar respuesta