Zaragoza busca evitar que se alimente a animales en la vía pública

0
107
Zaragoza palomas vía pública

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Instituto Municipal de Salud Pública que responde al área de Servicios Públicos y Movilidad, acaba de presentar oficialmente una campaña de concienciación denominada “Dar de comer a las palomas sobra”.

El objetivo de esta iniciativa no es otro que recordar, a todos los vecinos de la ciudad, que no solamente no está permitido dar de comer a los animales en la vía pública sino que, al mismo tiempo, los restos de comida favorecen la proliferación de nuevas plagas.

A través de un comunicado oficial, los integrantes del consistorio comunicaron al respecto que “aunque pueda parecer que se está haciendo algo amable con los animales, en realidad se favorece la excesiva proliferación de estas especies, alterando sus ciclos naturales de reproducción y sus modos de vida”. Por eso se debe desistir de tales acciones.

Una preocupación de larga data

Demás está decir que el llamado a la reflexión de las autoridades no es nuevo, sino que vienen siendo constantes las alertas acerca de este problema de salud pública local. Si hasta informamos que el Ayuntamiento pretende eliminar más de 5.000 palomas este año.

Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad, manifestó tras el lanzamiento del proyecto, que “las plagas pueden ser un vector para la transmisión de enfermedades a los humanos, además de provocar molestias y rechazo entre la ciudadanía”.

Asimismo, la funcionaria apela “a la colaboración ciudadana, que es imprescindible. No debemos dar de comer a las palomas ni a los patos, y en el caso de los gatos deben hacerlo sólo las personas autorizadas en las colonias felinas”.

Mayor actividad para el Instituto de Salud Pública

Y mientras se anuncia esta campaña y las denuncias por plagas siguen creciendo en la capital aragonesa, también el Instituto de Salud Pública definirá pronto la adjudicación de un nuevo contrato de servicios para el control integral de plagas en el municipio. La inversión será de 273.000 euros anuales, 390% más que los 70.000 euros del año pasado.

A diferencia de lo que venía ocurriendo hasta ahora, este refuerzo del gasto previsto en plagas tiene que ver con la importancia de prevenir su aparición, y ya no dedicarse apenas a corregir la situación una vez desatada. Y otra cuestión a reseñar es que “se priorizará el uso de métodos ecológicos, eliminando progresivamente el uso de elementos químicos”.

Dejar respuesta