Un remedio eficaz contra el dolor y las grietas derivadas de la lactancia

0
31
dolor de la lactancia

La etapa de la lactancia es uno de los procesos y momentos más bonitos para las madres primerizas, pero también es cierto que conlleva diferentes dificultades en el desarrollo de la rutina diaria. Aparte de los tiempos de lactancia y el dolor que puede derivarse de su práctica, existen otros factores a considerar, como los pezones doloridos, la irritabilidad y las grietas que se generan.

El mejor remedio para las grietas

Aunque la maternidad, y sobre todo dar el pecho, se haya posicionado culturalmente como algo idílico, lo cierto es que el periodo de lactancia suele ser un camino complicado para la mayoría de las mujeres. Como es un problema compartido, de manera social se presupone que el dolor en los pezones es algo normal, pues es común en casi todas las madres al dar el pecho.

Pero lo cierto es que, aunque este periodo de la maternidad no sea un camino de rosas, no quiere decir que no se pueda hacer nada contra el dolor de la lactancia y sus complicaciones derivadas.

Nursicare es el tratamiento más eficaz para solucionar el problema de las grietas en los pezones, y por tanto, para tratar el dolor; pues son éstas las que lo causan, y no el hecho de dar el pecho en sí mismo. Estos parches se colocan sobre cada pezón, teniendo que quitarlos en el momento de dar el pecho, de forma que pueden reutilizarse nuevamente después.

Por qué duelen tanto los pezones

El dolor que provocan estas grietas es uno de los principales motivos por el que las madres abandonan pronto el periodo de lactancia. Los parches consiguen actuar anulando los nervios nociceptivos encargados de transmitir la sensación al cerebro.

Pero, ¿cuáles son los principales motivos para que aparezca el dolor en los pezones durante la lactancia? Podemos destacar dos motivos principales para el dolor y la aparición de grietas:

  1. El agarre: el mal agarre de la boca del niño frente al pecho de su madre es uno de los principales motivos de la irritabilidad y posterior dolor de los pezones femeninos. Para que esto no suceda, la boca del bebe debe cubrir la aureola del pecho. Pero, ¿qué pasa cuando se le da el pecho con una mala postura? Para separar al bebé y desengancharlo con cuidado, es necesario introducir un dedo, para después, volver a introducir la boca con la ayuda del mismo dedo.
  2. La hidratación: es también uno de los principales problemas que genera irritabilidad, derivando en grietas, y por tanto, en dolor. La solución pasa evidentemente por hidratar la zona.

Es posible seguir dando el pecho incluso con dolor

Parece evidente que dar el pecho no supone una situación idílica, pero tampoco tiene por qué suponer una tortura en la que la mujer tenga miedo ya en el momento de acercar a su hijo al pecho. La solución pasa por solucionar las grietas del pezón durante el tratamiento con Nursicare para alargar que el bebé pueda disfrutar de todos los beneficios de la lactancia sin que el mismo proceso suponga un dolor y malestar constante en la madre.

Éstos son los principales beneficios que obtenemos con la aplicación de estos parches:

  • Reactivar la humedad propia del pecho: antes hemos hablado de la mala hidratación que puede tener el pecho, y cómo esto puede derivar en irritación y dolor. Los parches de Nursicare consiguen solventar las carencias de hidratación que algunas cremas del mercado tienen. Las propiedades que anulan el dolor se activan de manera eficaz simplemente con la propia humedad del pecho.
  • Controlar las pérdidas de leche: además del dolor, otra problemática con la lactancia son las pérdidas de leche, que pueden producirse cuando no se está dando el pecho. Al llevar estos parches durante el día se evitan estas pérdidas tan incómodas y molestos.
  • Evitar y solucionar las grietas: el problema derivado de las grietas en el pecho no se centra simplemente en el dolor, ya que si no se tratan de una forma prolongada pueden derivar en una mastitis. Con Nursicare, las grietas y el dolor terminarán desapareciendo, para que solamente sea la madre y los especialistas médicos, los que den por concluido el periodo de lactancia.

Dejar respuesta