El 93% de los bares de Zaragoza cerraría si se prolonga la situación actual

0
440
cierre de bares en zaragoza
Fuente: La República

La Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia ha realizado una encuesta entre sus asociados y los resultados no son nada positivos para el sector.

Una de las primeras conclusiones que extraen desde la Asociación es que el 95% de los establecimientos no serían rentables en la Fase 2 de la desescalada. Además, el 40% se plantearía cerrar de forma definitiva. 

Unos cierres que ya están ocurriendo. Según apunta, el 21% de los bares que habían abierto han tenido que cerrar por su delicada situación.

Según la encuesta, la situación del sector previa al cambio de fase “ya era muy preocupante”, ya que solo el 45% de los empresarios aseguran que su negocio era rentable en la nueva normalidad.

El 84% de los encuestados han tenido o van a tener que volver a recurrir a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), el 18% cree que en la situación actual solo podrían seguir abiertos durante un mes o menos, el 45% cree que tendría que bajar la persiana en menos de tres meses y el 30% aguantaría, como máximo un año. Tan solo el 7% tendría capacidad para sostener esta situación de forma indefinida.

Estos datos son consecuencia de los cierres y la reducción de la facturación que ya era de por sí importante antes del retroceso a la Fase 2 flexibilizada.

Tras esta última, el 38% de los establecimientos ha visto reducida su facturación en el 20%, el 39% en alrededor de la mitad y el 24% en más del 60%. Tras el cambio de fase, el 86% de los establecimientos encuestados ha visto reducida su facturación habitual en más del 45% y hasta un tercio de los bares y restaurantes, en más del 60%.

Falta de medidas económicas y fiscales

La asociación ha subrayado que la situación del sector en Zaragoza “es extremadamente crítica, como evidencian los resultados de la encuesta” y “cada día que pasa sin que los responsables políticos reaccionen la situación se agrava todavía más y pone en riesgo la supervivencia de nuestros negocios”.

A su entender, “es incomprensible que no se hayan adoptado hasta la fecha medidas económicas y fiscales, tanto a nivel autonómico, como local, que permitan amortiguar las funestas consecuencias económicas que este rebrote está teniendo sobre los establecimientos hosteleros”.

El presidente de la asociación, José María Marteles, ha recordado que estos establecimientos han mantenido suspendida su actividad durante varios meses a causa del confinamiento “con una facturación reducida a cero, pero el mismo nivel de gastos“.

Esta entidad, que cuenta con casi un millar de establecimientos asociados, también ha criticado “el trato injusto que está recibiendo el sector”.

“Es absolutamente reprochable y arbitrario el criterio establecido por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, que limita y restringe exclusivamente la actividad hostelera, sin justificación objetiva, ni indicios racionales que acrediten que existe una relación causal entre los rebrotes y las actividades hosteleras“, ha esgrimido este colectivo.

Agravio intolerable

La asociación ha considerado que se “ha demonizado” a los establecimientos de ocio nocturno, “a los que aparentemente, y con un tenor normativo excesivamente ambiguo, se les priva al menos en parte del desarrollo de su actividad, cuando precisamente el origen de los rebrotes es consecuencia del ocio que se consume al margen de los mismos, como celebraciones privadas o botellones”.

Además, Marteles ha estimado que se produce “un agravio intolerable” con otros sectores de actividad afines de gran afluencia de público en los que el riesgo de contagio puede ser igual o mayor”.

La Asociación de Cafés y Bares ha exigido a las diferentes Administraciones “que no dejen morir un sector tan importante no solo para nuestra economía, sino también para nuestra vida social y cultural, para nuestro turismo”.

Igualmente, ha solicitado a todos los zaragozanos que, “con todas las precauciones, sigan apoyando a esos bares, restaurantes y cafeterías, y sean corresponsables, pues el cumplimiento de las condiciones higiénico-sanitarias es una labor que nos compete a todos”.

Dejar respuesta