Los usuarios de las tarjetas Lazo deberán comprobar su caducidad antes del 31 de diciembre

0
824
fuente: zaragoza.es

Los usuarios de las tarjetas Lazo emitidas antes de junio de 2019 deberán comprobar su caducidad y actualizarla, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza y el Consorcio de Transporte del Área de Zaragoza.

El trámite no tendrá coste para los usuarios, pero deberá realizarse antes del 31 de diciembre, pues si la tarjeta caduca quedará parcialmente anulada hasta su renovación.

El consistorio y los responsables del consorcio están trabajando de forma conjunta para facilitar los trámites y que los usuarios puedan seguir utilizando la tarjeta Lazo con total normalidad. Sin pérdida, en ningún caso, del saldo disponible.

El primer paso para realizar la validación es que cada usurario conozca cuando caduca su tarjeta. Se puede averiguar a través de dos métodos, bien escanear el código QR que posee cada una de las tarjetas, o bien a través del número de teléfono 976 370 114, que
aparece en cada pase. El usuario deberá facilitar el número de su tarjeta al operador y este será el encargado de concretarle la fecha de caducidad.

Si la tarjeta caduca el 31 de diciembre de 2019 será necesario prorrogar su validez para que siga activa después de esa fecha. Los usuarios podrán realizar la validación recargando la tarjeta, siempre antes del día 31 de diciembre, en las máquinas del servicio de Tranvías de Zaragoza, quioscos o establecimientos en los que habitualmente se cargan los abonos del transporte.

Trámite presencial

Los usuarios también podrán realizar ese trámite de forma presencial en el punto de atención al cliente de Tranvías de Zaragoza, ubicado en el bulevar de Gran Vía, número 12, o en las oficinas del Consorcio de Transportes de Zaragoza, con sede en la urbanización Parque Roma.

Una vez realizada la recarga, la tarjeta funcionará con total normalidad, ofreciendo las mismas prestaciones y sin ningún tipo de coste para el ciudadano, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Dejar respuesta