Miguel Ángel Berna celebrará sus 40 años en la danza en Zaragoza

0
360
fuente: heraldo.es

El bailarín Miguel Ángel Berna celebrará sus 40 años en la danza con un “ambicioso espectáculo” el 9 de noviembre en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. Contará con la participación de 185 artistas y músicos que le han acompañado durante su carrera.

La actuación no tiene precedentes en Aragón porque se han puesto a la venta más de 4.000 entradas y porque el número de participantes es muy elevado, tanto que se llegó incluso a plantear la opción de retirar la idea.

Finalmente, gracias al patrocinio de Grupo San Valero, este trabajo ha podido salir adelante con resultados “positivos”, pues el público está respondiendo y las entradas se están vendiendo a buen ritmo, ha apuntado.

“Es el primer artista aragonés que se atreve a montar un espectáculo tan ambicioso”, ha comentado.

El tamaño del auditorio ha supuesto también retos a nivel técnico, ya que han tenido que acondicionar el espacio para convertirlo en un teatro “a la italiana” e inclinar el escenario para evitar cualquier problema de visibilidad.

Por él se moverá Miguel Ángel Berna en una obra “única”, que “nacerá y morirá” el mismo día 9 de noviembre, y que para el bailarín será una actuación “extenuante” por la exigencia física y emocional de la misma.

Para Berna este nuevo espectáculo, con el que celebrará “media vida” en el escenario y en el que lleva trabajando un año, concentrará todo lo que ha sido “importante” en su carrera.

La actuación, guiada por el texto escrito por el periodista Antón Castro, está dividida en varios bloques, que van desde la jota, que para Berna es sinónimo de raíces, hasta la danza-fusión o el flamenco pasando por un baile más contemporáneo, vanguardista y atrevido.

Habrá también un homenaje al médico Ramón y Cajal y sonidos folclóricos que esta vez llegarán de la mano de dulzainas y gaitas que, aunque se asocian a otras regiones españoles, forman parte también del folclore aragonés, según ha recalcado Berna.

No faltarán tampoco los tambores del Bajo Aragón que tanto emocionan al bailarín y en el escenario habrá una representación de Albalate del Arzobispo (Teruel).

En resumen, cuarenta años impregnados por los “valores de la tierra” y recogidos en un espectáculo que Berna deja a las nuevas generaciones como una “herencia” o una “semilla” que si se cuida, “germinará”.

Dejar respuesta