Fin del Festival Folklórico de los Pirineos

0
568
festival folklórico

El Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca ha acogido el pasado domingo, 4 de agosto, el intercambio de recuerdos con los 22 grupos participantes en el Festival Folklórico de los Pirineos y el Orfeón Jacetano, en un acto que ha puesto el acento en los valores que el certamen quiere transmitir y que ha tenido también un recuerdo para personas que han contribuido a su mantenimiento.

En concreto, los reconocimientos han sido para Festivals du Sud y CIOFF, por facilitar los grupos; las familias de Tomás Asiáin y Jesús Dumall, como autores de la música y la letra del himno, respectivamente, y la familia de Armando Abadía e Yves Haure, como impulsores del Festival Folklórico de los Pirineos y figuras clave en su historia, según han informado desde el certamen en una nota de prensa.

Además, ha habido un reconocimiento para los voluntarios, imprescindibles para su celebración, que han recogido los dos voluntarios más jóvenes en la edición de 2019. El CIOFF, por su parte, ha entregado también un reconocimiento al festival con motivo de su quincuagésima edición.

El intercambio de regalos con los grupos participantes ha corrido a cargo del alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, y de la concejal, Olvido Moratinos, y ha consistido en una una placa conmemorativa de la 50 edición realizada en roble y una fotografía-recuerdo del paso del grupo por el festival y, para el consistorio, una variada muestra de artesanía, recuerdos y productos típicos de los grupos.

Tras el canto del Himno del Festival, la fiesta se trasladó al Palacio de Congresos, donde tuvo lugar el acto de despedida de las agrupaciones folklóricas de 2019.

El espectáculo ‘Alma Universal’, bajo la dirección de Susana Ara, y con la participación del Joven Ballet del Pirineo, ha llevado a todos los asistentes a descubrir la esencia de la multiculturalidad a través la danza y la música, pero también de las emociones.

Una primera parte del espectáculo, ejecutada por los bailarines del Joven Ballet, ha repasado a través de la danza las principales emociones humanas, como ternura, amor, violencia, alegría, para seguir una segunda parte con un baile conjunto con el intercambio y la unión entre pueblos como protagonistas, y “mostrar que, en nuestra diferencia, somos iguales”, han sostenido desde el festival.

Dejar respuesta