El plan de vigilancia de mosquitos tigre tiene trampas en 24 municipios

0
515
mosquito tigre

El Departamento de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y en colaboración con la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, continúa trabajando este año en el plan de vigilancia entomológica del mosquito tigre que se inició en el año 2016. En esta edición, la vigilancia se centrará hasta octubre, en 24 municipios de la geografía aragonesa: 9 en la provincia de Huesca, 6 en la de Teruel y 9 en la de Zaragoza.

Determinados insectos pueden actuar como vectores de enfermedades producidas por virus como los del Dengue, Chikungunya y Zika. Uno de estos vectores es el Aedes albopictus, comúnmente conocido como mosquito tigre, cuya presencia en España está documentada desde 2004 y, en Aragón, desde 2015, cuando se detectó en Huesca capital y en Monzón.

Durante esta campaña se modifican algunos de los emplazamientos que se escogieron el pasado año y se mantienen otros. Así, en la provincia de Huesca se mantiene el plan de vigilancia en Aínsa, Alquézar, Ayerbe, Benasque, Binaced, Jaca y Sallent de Gallego; en Teruel se desarrolla en Albarracín, Bronchales, Mirambel y Teruel capital; y en Zaragoza en Alhama de Aragón, Calatayud, Cuarte de Huerva, Daroca, Ejea de los Caballeros, el Monasterio de Piedra, Nuez de Ebro, Pinseque y Utebo.

En estos casos el periodo de muestreo estará comprendido entre el 1 de agosto y el 30 de octubre. Y se inicia el plan de vigilancia en Alcolea de Cinca, Tamarite de Litera, Calanda y Valderrobres.

Las ovitrampas son útiles para seguimientos semanales y a largo plazo y también para detectar colonizaciones nuevas. Son cubiletes de plástico oscuro, de entre 200 y 1.500 mililitros, llenos de agua hasta cierto nivel, con un listón de madera o tablex semisumergido en su interior donde las hembras acuden a poner sus huevos. Una vez ubicadas, siempre en colaboración con los ayuntamientos, en la Facultad de Veterinaria se analizan estas tablillas para observar y analizar la posible presencia de huevos y su desarrollo.

Puntos en los que se ha detectado

Durante la campaña del pasado año, el mosquito tigre fue detectado en siete municipios de la comunidad aragonesa: Huesca capital en la provincia de Huesca; Mirambel, Beceite y Mora de Rubielos, en la de Teruel; y en Calatayud, Cuarte, y Nuez de Ebro, en la provincia de Zaragoza.

La Dirección General de Salud Pública ha mantenido encuentros con los ayuntamientos de los municipios que han registrado positivos en las campañas de 2016, 2017 y 2018 para informarles de las posibles medidas que pueden adoptar en el control de esta especie invasora.

El mosquito tigre se reproduce en cualquier lugar que pueda contener pequeñas cantidades de agua estancada durante unos días, preferiblemente en recipientes oscuros, por lo que todos los ciudadanos pueden contribuir a eliminar los puntos de riesgo posible, es decir, el agua estancada.

Dejar respuesta