Alma Mater Museum ayuda a personas con limitaciones cognitivas a disfrutar de la cultura

0
332
Alma Mater Museum

El Alma Mater Museum ha incorporado nuevos recursos informativos para favorecer la accesibilidad a la cultura a personas con discapacidad o con limitaciones cognitivas. De esta forma, el museo del Arzobispado de Zaragoza se convierte en el primero de Aragón con hojas de sala, mapas de situación y señalética, exterior e interior, diseñada en lectura fácil.

Estos recursos forman parte del proyecto Resiliarte, impulsado por Alma Mater Museum, que se dio a conocer el 2017 y consiste en la puesta en marcha de actividades para fomentar la equidad y una cultura accesible e inclusiva para colectivo con dificultades físicas, psíquicas o sociales, además de servir como recurso terapéutico. Desarrolla estas iniciativas con la colaboración de médicos y terapeutas especializados.

En este marco, el Museo, que está situado en la zaragozana plaza de La Seo, está incorporando de manera progresiva medidas y recursos que favorecen la accesibilidad física y cognitiva. La pasada semana se ha dado a conocer los últimos recursos informativos de lectura fácil del museo. La organización Plena Inclusión han participado en esta iniciativa.

En concreto, un equipo de Alma Mater Museo ha redactado los textos de la cartelería que han sido revisados por representantes de Creando Espacios de Plena Inclusión, con el objetivo de que realmente sean fáciles para las personas con problemas cognitivos. Este grupo está integrado por personas con discapacidad intelectual que, con el apoyo de trabajadores de la asociación, se dedican a supervisar la accesibilidad cognitiva de espacios públicos y a proponer posibles mejoras. De esta forma, estos textos acercan el contenido del centro museístico a personas con discapacidad, pero también a personas mayores, gente que haya visto mermadas sus capacidades e incluso personas que no dominan bien el idioma.

Sus actividades

Pero, además de esta iniciativa, el proyecto Resiliarte cuenta con más de 30 actividades específicas, pensadas para un público diverso, como personas con Alzheimer, TEA, degeneración cognitiva o en proceso de inserción social.

En este contexto de abrir el Alma Mater Museum a una sociedad plural y con necesidades diversas, se continúa trabajando con iniciativas como adaptar espacios al lenguaje braille, un proyecto que están realizando con el apoyo de ONCE.

Dejar respuesta