Un coleccionista compra la Harinera de Azuara para instalar un museo

0
496
La Harinera

Carlos Marquina, coleccionista de patrimonio industrial, ha adquirido recientemente la Harinera de la localidad zaragozana de Azuara para instalar allí un centro dedicado a las artes gráficas y la maquinaria industrial.

Marquina ha detallado que en este equipamiento situará el centenar de piezas que ha recopilado desde hace 25 años, la mayor parte de ellas de artes gráficas y que constituyen “la mejor colección de Aragón y de España”.

“Llevo desde muy joven recopilando material, documentación, maquinaria y objetos y hace medio año adquirí la antigua harinera de Azuara”, que conserva “toda la maquinaria desde la primera mitad del siglo XX y la idea es aprovechar esos espacios para crear un museo de las artes gráficas con toda mi colección”. También pretende habilitar un archivo y centro de investigación, espacios para exposiciones temporales, talleres, cursos de oficios perdidos, actividades y congresos relacionados con el patrimonio industrial en Aragón.

El proyecto se presentó a los vecinos de Azuara el pasado sábado, día 20 de abril, y “tuvo mucha aceptación, la sala se quedó pequeña”, ha comentado. “Estamos en el inicio del proceso” y, en primer lugar, será necesario restaurar el edificio, unos trabajos que se realizarán por fases y que desea acometer con “campañas de financiación con microcréditos, crowdfunding, y buscando el apoyo de las instituciones”.

En la Harinera, la maquinaria “está bastante bien, pero el edificio es antiguo y hay que hacerle mejoras para garantizar la comodidad de los visitantes”, ha comentado. Para ello, habrá que poner en marcha un proyecto en un municipio “despoblado”. Este museo generará puestos de trabajo y dinamizará el territorio, ha defendido, para apostar por crear un “eje cultural” con Fuendetodos y Belchite.

Carlos Marquina es vecino de la localidad zaragozana de Villanueva de Gállego. La necesidad de encontrar un espacio para su colección le llevó a adquirir la Harinera de Azuara. Sus piezas, un centenar, se encuentran en una nave, a la espera de poder trasladarse a este nuevo emplazamiento. “Son maquinarias únicas y la mejor colección en España”, ha asegurado.

Dejar respuesta