La iglesia Santa María de Magdalena, reabierta después de 17 años

0
431
Iglesia Santa Maria Magdalena

Después de 17 años cerrada por restauración, este domingo la iglesia Santa María de Magdalena ha reabierto sus puertas. En este sentido, el arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, ha destacado la “obra ingente, que ha requerido de cuatro fases” y ha agradecido a las distintas administraciones su colaboración en este proyecto.

En concreto, las labores de restauración han solucionado los problemas de cubiertas y estructuras aéreas, de humedades en el subsuelo y partes bajas del muro. El emblema del barrio, el gallo, se encuentra en lo alto de la torre de la iglesia

La actuación ha tenido un coste superior a los 4,4 millones de euros. El 44,8%, que supone casi dos millones de euros, han sido asumidos por la parroquia y la Archidiócesis de Zaragoza. Por su parte, el Gobierno de Aragón asumió el 30,3% del coste, el Ministerio de Fomento el 16,8% y la entonces Obra Social de Caja Inmaculada -ahora Fundación CAI– con el 8,2% restante.

Los habitantes de la ciudad se han acercado a la iglesia este domingo para seguir de cerca la misa en la que se ha consagrado el altar. No obstante, no pudieron entrar todos los feligreses, ya que el aforo de la parroquia está limitado a 300 personas.

“Hoy es un gran día para la ciudad de Zaragoza y sobre todo para esta querida parroquia de Santa María Magdalena”, ha señalado el arzobispo a los medios de comunicación. Además, ha aprovechado para agradecer al párroco Juan Espallargas, todo el interés que ha puesto durante estos años para que la iglesia fuera reabierta.

Descubrimientos

Las obras, que iniciaron en 2002, permitieron localizar restos romanos, árabes y cristianos. Por otro lado, una necrópolis cristiana con 375 cuerpos, que han sido estudiados y vueltos a depositar en el templo, y el alminar de una mezquita, que se utilizó como campanario cristiano a partir del siglo XII, pero que se destruyó cuando se hizo la iglesia actual. Durante la restauración, también se excavó el depósito de inhumación de la cripta, que se sitúa debajo del Retablo Mayor.

El historiador Domingo Buesa ha destacado que la parroquia, del siglo XIV, está “en una de las zonas más importantes históricamente hablando de Zaragoza“. Ha recordado que, donde está ahora la plaza de la Magdalena, estaba ubicada una de las puertas de entrada a la ciudad ya en la época romana.

A partir de ahora, la iglesia de la Magdalena ofrecerá dos eucaristías diarias, a las 9.00 y a las 19.30 horas, y los domingos y fiestas especiales, habrá hasta cuatro celebraciones, a las 9.00, 11.00, 12.30 y 19.30 horas. En todos los casos, la misa de la tarde irá precedida del rezo del rosario. Además, se celebrarán de modo habitual los sacramentos del bautismo, la reconciliación y el matrimonio.

Las visitas guiadas al templo y a la torre serán gestionada por Alma Mater -la marca cultural del Arzobispado de Zaragoza- a partir de Semana Santa. En marzo, se podrá en marcha un ciclo de conferencias a cargo del equipo de arquitectos y arqueólogos que han hecho posible la restauración. En paralelo, está previsto lanzar una propuesta de conciertos.

En estos 17 años, la parroquia ha mantenido su actividad. Y res que ha impartido la preparación a la comunión y confirmación y, más recientemente, el bautismo de adultos. Además, ha desplegado una actividad caritativa a través de 12 voluntarios de Cáritas y ha contado con agentes de la pastoral penitenciaria.

Dejar respuesta