La SEDO recomienda que la primera visita al ortodoncista sea a los 6 años

0
625
primera visita al ortodoncista

La primera visita al dentista y al ortodoncista se debe realizar durante la infancia. Desde la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) recomiendan que, la primera inspección con este último -gratis en algunas clínicas de España, para quienes cuentan con una póliza dental familiar– sea a los 6 años. Así, el especialista comprobará el correcto desarrollo de los huesos orofaciales. De no ser así, se podrá corregir con ortopedia dentofacial en la etapa del desarrollo. Y es que, si las maloclusiones son esqueléticas, diagnosticarlo de forma temprana le permitirá al ortodoncista determinar el momento adecuado para proceder de forma rápida y sencilla.

No obstante, los problemas de alineamiento de los dientes pueden tratarse a cualquier edad, mediante brackets o alineadores transparentes. En los adultos, la primera visita de reconocimiento al ortodoncista también es gratis, para quienes tengan contratado un seguro dental.

Para saber si el paciente necesita un tratamiento de ortodoncia, el especialista tendrá en cuenta su historia clínica y previamente, le habrá realizado un examen, un modelo en yeso de sus dientes y radiografías.

Es probable que, si tiene alguna de las siguientes afecciones, requiera de ortodoncia:

  • Sobremordida. Se da cuando las coronas de los dientes anteriores superiores cubren casi por completo las coronas de los dientes inferiores.
  • Submordida. Los dientes inferiores se extienden excesivamente hacia delante o los superiores se posicionan muy hacia atrás.
  • Mordida cruzada. Se produce cuando al morder, los dientes superiores no caen levemente por delante de los inferiores anteriores.
  • Mordida abierta. Es el espacio entre las superficies de mordida de los dientes anteriores cuando de algún lado el resto están cerrados.
  • Línea media desplazada. Se produce cuando la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.
  • Cuando hay separaciones entre los dientes porque faltan piezas o porque los dientes no ocupan todo el espacio.
  • Apiñamiento. Cuando los dientes son demasiado grandes para acomodarse en el espacio.

Además de mejorar la estética de la sonrisa, los tratamientos llevados a cabo por un ortodoncista, ayudan mantener la salud bucodental y a solucionar los problemas de mordida.

Dejar respuesta