Aspectos sobre la ITE que debes saber antes de comprar una vivienda de segunda man

0
130
ITE antes de comprar una vivienda de segunda mano

Si estás pensando en comprarte una vivienda de segunda mano, tienes que tener en cuenta diversos aspectos del inmueble que van más allá de su precio y buen estado. Uno de ellos es la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Por ello, es fundamental que pidas el certificado que se expide y que informa cuál es la situación del edificio en lo relativo al mantenimiento y la seguridad.

La ITE es una inspección obligatoria del mantenimiento del edificio, en el que se somete a las edificaciones a la revisión de todos los elementos que la componen, confirmando así que, de acuerdo a las normativas, las personas que allí habitan se encuentran seguros.

De acuerdo a la normativa nacional vigente, cada 10 años todos los inmuebles con más de 45 años deben pasar la ITE. No obstante, esta normativa está supeditada a la legislación de cada comunidad autónoma y municipio. En caso de que el mantenimiento sea el adecuado, el profesional que realice la revisión entregará un certificado. “De no ser así, se deberá contratar el asesoramiento de técnicos especialistas para que lleve a cabo las recomendaciones necesarias y aplicar las obras pertinentes” explican desde Sensedi.

Para tener todo en regla, al momento de comprar una casa se le debe solicitar la ITE al propietario. Si el vendedor no cuenta con ello pueden darse dos escenarios. Por un lado, que el comprador desista de la adquisición o la posponga hasta que el inmueble obtenga el certificado en cuestión. Por otro, acordar que la transacción se producirá teniendo en cuenta que el coste del certificado de la ITE será abonado por el nuevo dueño.

Quienes no cumplan los plazos estipulados para las inspecciones de la ITE se arriesgarán a sufrir sanciones realmente graves. Aunque estas dependen de las ordenanzas municipales de cada uno de los Ayuntamientos, existen multas de hasta 6.000 euros. Otras consecuencias negativas tienen que ver con la paralización del proceso de venta o con la denegación de la hipoteca. En muchos de estos casos, la inspección técnica del edificio se lleva adelante como parte de un proceso judicial, cuyos costes deberán asumir los propietarios de la vivienda.

Dejar respuesta