Un estudio realizado por CADIS alerta de la discriminación laboral de las mujeres discapacitadas

0
215

La Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad (CADIS) ha promovido un estudio realizado por dos investigadoras, Rosa Aísa y Gemma Larrramona, del departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza.  Como principal conclusión destacan que, a pesar de los avances en el ámbito de la discapacidad, todavía existen amplios márgenes de mejora.

El estudio muestra que en el ámbito laboral las mujeres manifiestan un mayor nivel de discriminación que los hombres. En este punto, una de las investigadoras, Rosa Aísa, ha señalado que “en la tasa de paro de mujeres con discapacidad y sin discapacidad hay mucha diferencia” y en cuanto a las personas cuidadoras ha apuntado que “se trata de un colectivo feminizado y envejecido”. Por ello, ha estimado que “en el futuro más próximo puede haber problemas a la hora de atender a las personas con discapacidad”.

Por lo contrario, como punto positivo, la investigadora Gema Larramona ha destacado la capacidad de inserción de los centros especiales de empleo. Ha abundado en “el papel positivo que han representado los centros especiales de empleo para la inserción laboral de las personas con discapacidad”.

A pesar de los avances tecnológicos, siguen existiendo problemas de accesibilidad, la vía pública, el acceso a algunos edificios públicos y a establecimientos privados como comercios y bares, así como una adecuada señalética siguen siendo una asignatura pendiente.

Los servicios sanitarios y rehabilitadores son los que acumulan la mayor proporción de demandas insatisfechas. También destacan que es necesario aumentar la oferta de servicios sociales. Otro de los aspectos a tener en cuenta es el de los cuidadores, según el estudio la administración tiene que prever que la red familiar, envejecida, está sometida a una fuerte presión que acabará por debilitarla.

Redunda el estudio en que, si bien se precisa un incremento de recursos públicos dirigidos al colectivo de personas con discapacidad, ese aumento de gasto se contrarrestaría, con una mayor recaudación vía impuestos por una mayor inserción laboral.

Dejar respuesta