Zaragoza acogió la 1ª Jornada Española de Mujeres y Medicina

0
681
mujeres-y-medicina

La desigualdad entre hombres y mujeres sigue siendo muy significativo en el sector de la medicina en la sociedad española, tanto a nivel profesional como de pacientes. Actualmente, continua sin haber equiparación en el campo de la atención, la investigación, la asistencia y los cuidados a terceros, según se ha puesto de manifiesto en la “I Jornada Española de Mujeres y Medicina” que se ha celebrado el día 19 de octubre en Zaragoza.

Esta es una de las principales conclusiones de las Jornadas, organizadas por el Grupo Español de Mujeres Hepatólogas (GEMHEP) y la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), con el patrocinio de Gilead Sciences, entre otros.

Se ha hecho un análisis sobre la situación de la mujer en la medicina española en la que los expertos han abordado el importante sesgo asistencial que sufren las pacientes femeninas. Además, han explicado como la investigación biomédica ha estado tradicionalmente muy centrada en el hombre, esto produce problemas a la hora de extrapolar los datos a las mujeres.

También se observan desigualdades en las trabajadoras sanitarias, concretamente en los puestos directivos. En el campo de la hepatología, a pesar de que el 56% son mujeres, solamente un 20% ocupan puestos de responsabilidad. Asimismo, en hospitales pequeños no universitarios los altos cargos disminuyen hasta el 8%.

En el caso de cardiología, donde el 48% son mujeres, solo el 11% son jefes de servicio y 19% jefes de sección. Estas dos especialidades son ejemplos de una tendencia generalizada en todos los campos de la medicina.

La doctora Trinidad Serrano, del Grupo Español de Mujeres Hepatólogas, ha subrayado que “los estudios afirman que todavía vivimos con una distribución distinta de las cargas familiares y del hogar siendo los hombres los que peor concilian el trabajo con la vida personal. Existen además muchos sesgos conscientes e inconscientes que juzgan la valía de las mujeres en determinados puestos como, por ejemplo, la idea de que para desempeñar un puesto de dirección, gestión y organización, los hombres son más capaces”.

Desde el Grupo Español de Mujeres Hepatólogas, una de las primeras asociaciones de mujeres medicas en España, han afirmado sentirse muy concienciadas con la lucha y divulgación de estas desigualdades para conseguir cambiarlas en el futuro próximo, con la ayuda de todas las instituciones y organismos implicados.

Dejar respuesta