Patinetes eléctricos de Lime fomentan la movilidad compartida en Zaragoza

0
1683
patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos del fabricante multinacional Lime fomentan la movilidad compartida en la ciudad de Zaragoza (España). Se trata de una nueva flota de patinetes eléctricos, la cual ya se encuentra presente en decenas de ciudades por todo el mundo y que ahora se ha instalado entre los zaragozanos.

Para beneficiarse de este medio, los usuarios sólo tienen que descargar la aplicación de Lime, buscar en el mapa dónde se encuentra el patinete más cercano, escanear un código con la cámara, comenzar su trayecto y por último estacionar de manera responsable para que otra persona lo pueda utilizar.

Características de patinetes eléctricos

En concreto, cada patinete tiene una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora, mientras que su autonomía es de unos 50 kilómetros. Un aspecto importante a la hora de utilizar este medio de transporte son las tarifas, al parecer Lime pedirá cuotas similares a otros vehículos eléctricos de alquiler. De modo que, la firma cobra 15 céntimos por minuto, además de un euro por la bajada de bandera.

Lime no ha querido basar su diferencia comercial con otras marcas sólo por el precio, sino que la compañía prefiere posicionarse ante otras empresas por la calidad de sus servicios, de modo que será la experiencia de usuario lo que determinará el éxito de Lime en Zaragoza.

Entre las herramientas que tendrán que conocer los usuarios a la hora de recurrir a este medio de transporte, se destaca la mencionada aplicación móvil de Lime, la cual cuenta con un monedero digital que se recarga asociándolo a una tarjeta de crédito. De hecho, la app proporciona promociones para los usuarios habituales, al regalar un euro por cada 20 euros recargados o sino regalando tres euros por cada 50 euros invertidos en el patinete.

No se trata de la primera innovación que se ve en la ciudad, sino que Zaragoza ya cuenta con servicios de alquiler por trayecto de motos y bicicletas. Sin embargo, la ciudad necesita un reglamento específico que legalice la circulación de los patines, así como la incorporación de los servicios de movilidad compartida de alquiler por trayecto.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza está trabajando para cubrir este vacío legal. Para ello, el consistorio debería recurrir a un personal titulado en Máster de Comunicación Política, con el fin de actualizar la ordenanza de movilidad. Es más, la entidad debe de especificar por dónde circularán los patinetes eléctricos.

Se prevé que el uso de los vehículos de movilidad personal se una a los carriles bici de la ciudad, no obstante el problema se presenta cuando los usuarios no tengan disponible esta opción. Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento de Zaragoza podría establecer el mismo estándar que se aplica con el uso de las bicicletas, dejando que los patinetes convivan con los peatones, pero reduciendo su velocidad.

Mientras se establece la nueva normativa, la ciudad de Zaragoza ya cuenta con miles de bicis, cientos de motos y decenas de patinetes esperando en las aceras para que los zaragozanos las utilicen.

Dejar respuesta