Por qué no es una buena idea hacerse un injerto capilar en Turquía

0
186
injerto capilar en turquia

La alopecia es un asunto que preocupa a muchos hombres a nivel estético y a nivel anímico, y el injerto capilar se ha erigido como la solución más rápida y eficaz para cubrir las zonas del cuero cabelludo en las que el pelo ha dejado de crecer. Y muchas personas, han optado por hacerse el injerto capilar en Turquía.

Y es que, hace unos años este tipo de tratamientos que consisten en un implante de pelo del propio paciente no eran demasiado accesibles económicamente para todo el mundo. Sin embargo, en la actualidad, y siempre a través de una clínica capilar profesional, los precios se han vuelto muy asequibles al perfeccionarse las técnicas y haber mucho más profesionales médicos especializados. Además, la innovación en este campo ha sido determinante para lograr una reducción de los precios que beneficie a los pacientes que se someten a un implante de pelo.

Implantes de pelo en el extranjero

Los elevados precios que este tipo de tratamientos tenían años atrás en cualquier clínica capilar de nuestro país, causó un crecimiento de lo que se ha conocido como “turismo capilar”. Uno de los países a los que viajan hasta 10.000 españoles al año es Turquía, que incluso ha fomentado este tipo de turismo por parte de las autoridades gubernamentales.

El injerto capilar en Turquía se puede realizar por un precio más reducido que en nuestro país, por lo que han sido muchos los ciudadanos que han optado por viajar a Estambul para someterse a un injerto capilar. Pero en la actualidad este tipo de acciones ya no cobran sentido, puesto que en España los precios de los injertos han bajado sustancialmente respecto a los precios que tenían hace años. Por lo que, no es necesario asumir riesgos de viajar a un país desconocido sin conocer previamente al equipo médico, sus instalaciones y tener que desplazarse para una intervención larga y que no deja de ser un tratamiento médico-estético.

Riesgos de acudir a una clínica capilar en el extranjero

Aunque son muchas las advertencias que se han hecho para que las personas que acuden al extranjero a someterse a un implante de pelo se informen de todo tipo de detalles, la realidad demuestra que la mayoría van desinformadas e inconscientes de los riesgos que pueden encontrar. Los riesgos a los que se enfrentan las personas que van a hacerse un implante a un país extranjero, donde los precios son muy reducidos, son los siguientes:

Poner en riesgo la salud y la alopecia

Uno de los principales problemas a los que muchos pacientes se ven abocados es a tener molestias o complicaciones después de regresar del país donde se ha realizado el injerto y ya no poder acudir a la clínica donde se ha llevado a cabo porque está a miles de kilómetros. Son cientos los casos que se dan cada año de personas que incluso relatan que les han dejado destrozada la zona donante debido a una sobreexplotación, consiguiendo empeorar la situación inicial.

Además, no se realiza ningún tipo de estudio previo del perfil alopécico del paciente, ni se piden fotografías para ver el estado inicial de la zona a implantar, ni se hace ningún tipo de seguimiento previo. Este tipo de implantes en el extranjero se realizan de forma completamente improvisada y por ello se pone en riesgo la salud del paciente de forma innecesaria.

Fraudes en los facultativos

Si hay algo que supone un riesgo muy importante en este tipo de países es que las intervenciones las realizan técnicos en lugar de médicos. Estos técnicos carecen de la formación idónea para realizar implantes capilares y no cuentan con conocimientos sobre el tipo de intervención que hay que hacer en función de las características de cada paciente.

En la mayoría de los casos en Turquía no se elige el médico que realiza la intervención, sino que los pacientes se destinan a un centro completamente desconocido y sin un trato médico-paciente anterior se realiza la intervención, sin tampoco contar con un contacto posterior para saber cómo ha ido todo. No existen requisitos sanitarios ni profesionales mínimos para llevar a cabo estas intervenciones.

No es tan barato como parece

Otro de los mitos que existen en torno al injerto capilar en el extranjero es que es mucho más económico que en España. La realidad demuestra que, entre hoteles, vuelos y gastos extra, el precio ya es prácticamente el mismo que en España. Además, muchos de ellos han tenido que acudir a una clínica capilar en España tras su regreso para que le arreglen los daños que les han causado allí.

Llevar a cabo una intervención de injerto capilar es mucho más serio de lo que parece. Resulta de vital importancia tomar conciencia de lo importante que es una intervención de este tipo y que entraña muchos riesgos acudir a un país que no cuenta con unos requisitos sanitarios exhaustivos. En España los precios han bajado mucho y no merece la pena viajar al extranjero cuando puedes estar tranquilamente en tu entorno, conocer previamente a tu médico de microinjerto y tener todas las revisiones postoperatorio que necesites por el mismo precio.

Si bien es cierto que Turquia y otros países extranjeros puedes encontrar clínicas de implantes capilares muy profesionales y con todas las garantías, sus precios son equiparables a los de España sin contar con los gastos de desplazamientos. Por lo que, hoy en dia no merece la pena correr riesgos innesarios para recuperar tu cabello de forma definitiva.

Dejar respuesta