El Catálogo de Arboledas Singulares del Gobierno de Aragón incorpora el Hayedo de Montejo

0
401
hayedo-del-moncayo

El Hayedo del Moncayo, ubicado en el término municipal de Tarazona (Zaragoza), ha sido incorporado al Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Aragón del Gobierno Autonómico.

El Hayedo situado en el interior del Parque Natural del Moncayo, en las inmediaciones de las fuentes del Sacristán y de los Frailes. Es una masa pura, de extensión considerable, situada en el Sistema Ibérico. Representa uno de los bosques de hayas más meridionales de Europa, gracias a las características climáticas del macizo montañoso, lo cual le confiere unas características ecológicas y un interés especial.

El bosque ocupa una superficie de 6,21 hectáreas de gran interés ecológico debido a la edad y madurez de la arboleda, así como a la rareza y estructura de la misma. Se encuentra en altitudes comprendidas entre los 1.225 y los 1.453 metros y está dividido en dos rodales forestales.

Se trata de un hayedo que, hasta principios del siglo XX, se aprovechó para el uso pastoral y el aprovechamiento de madera de las mediante ‘trasmochos’ en sistema silvopastoral de dehesa. Consecuencia de ese uso tradicional existen hayas de gran tamaño que se encuentran inmersas en la masa forestal, rodeadas de ejemplares de menor tamaño.

Los árboles más maduros presentan una forma característica que es el resultado de las sucesivas cortas y rebrotes, con troncos gruesos, oquedades y numerosas ramas procedentes de yemas adventicias. El sotobosque está compuesto por acebos, algunos tejos y matas de frambuesas. Además, la fauna del hayedo es rica en aves forestales, lo que supone una muestra más de la madurez de los bosques.

Asimismo, el hayedo sirve de cobijo para numerosos mamíferos, aunque al caminar por el bosque se hace especialmente patente la presencia del corzo y el jabalí. Por otro lado, se documenta la presencia de invertebrados como Rosalia alpina y Cerambyx cerdo, escarabajos que indican que se trata de un hayedo con un buen estado de conservación.

Fuente: Europapress

Dejar respuesta