Técnica FUE New Dense, la más solicitada en injertos capilares

0
203
Técnica FUE New Dense.

El injerto capilar es una solución ideal para aquellas personas que quieren recuperar el pelo perdido o para volver a tener una mayor densidad de cabello. Con una creciente población que trata de recuperar pelo y la apariencia juvenil, los procedimientos de restauración capilar se han vuelto así cada vez más populares.

De hecho, son varias las técnicas de injertos capilares que se son empleadas por las mejores clínicas capilares. Así, existen dos técnicas que deben conocer y saber hacer en cualquier clínica de trasplante de cabello; la técnica FUE y la técnica FUSS.

Así, es importante elegir la técnica adecuada según cada caso concreto, valorando las diferentes técnicas y sus ventajas. No obstante, si hay una técnica que destaca por su popularidad y efectividad es la técnica FUE New Dense, siendo en la actualidad una de las más solicitadas por los pacientes.

Según datos facilitados por la clínica capilar CFS de Barcelona, especialistas en regeneración capilar en Europa, la técnica FUE New Dense es la técnica preferida por los pacientes que acuden a su clínica capilar, representando el 90% de los casos que utilizan esta técnica.

Y la técnica FUE New Dense destaca sus diferentes ventajas. La intervención se realiza en un solo día, bajo anestesia local y sin ningún dolor. También, al utilizar instrumentos más finos (de 0,6 a 0,7mm) y una técnica de extracción distinta que los que se utilizan con la FUE tradicional, robotizada o por aspiración (SAFER) (de 0,9mm a 1,2mm), la zona donante se regenera entre un 30 y un 40%. Con las demás técnicas se pierde el 100% de los folículos que se extraen y quedan marcas visibles en la zona donante.

Ventajas de la técnica FUE New Dense

Gracias a la técnica de microinjerto capilar FUE New Dense se pueden realizar intervenciones de hasta 5.000 unidades foliculares en tan solo una única sesión, algo impensable hace unos años. Esto hace que el precio se reduzca prácticamente a la mitad de lo que costaría la técnica FUE tradicional, robotizada o por aspiración (SAFER).

Además, la técnica FUE New Dense permite una rápida recuperación. En apenas 15 días el pelo ha vuelto a crecer y el paciente recupera así su aspecto normal. Además, es una técnica que no deja marcas de la intervención (no hay sutura ni cicatriz).

Desde la clínica capilar CFS Barcelona, Christophe Guillemat afirma que “al contrario de la técnica FUSS, que deja una cicatriz en la zona de la nuca, la FUE New Dense permite obtener los mismos resultados que con la FUSS, pero sin cicatrices. Esto es siempre muy valorado por nuestros pacientes”.

La técnica FUE New Dense se ha convertido así en una técnica de referencia tanto entre los propios doctores como entre los pacientes por las ventajas que aporta con respecto a otras técnicas. No obstante, la investigación y la innovación están haciendo que otras técnicas como la Stem Cell Transfer tengan cada vez una mayor demanda entre los pacientes.

Dejar respuesta