El Gobierno de Aragón inicia una campaña de concienciación contra los bulos en las redes

0
436
ZARAGOZA

El Gobierno de Aragón ha creado una campaña de concienciación ante los bulos en las redes sociales. El objetivo es el de recordar a la ciudadanía la importancia de contrastar la información antes de compartirla, y aprender a detectar cuando un mensaje es falso y qué hacer en caso de recibirlo.

Desde el Servicio de Seguridad y Protección Civil aseguran que pasando un whatsapp que contiene una información falsa se pueden entorpecer medidas preventivas o de seguridad, por lo que la primera recomendación que nos hacen llegar es la de consultar siempre fuentes oficiales. En Aragón podemos acudir al Twitter del Gobierno @GobAragon, el Centro de Emergencias 112, @112Aragon; la Policía Nacional, @policia; y la Guardia Civil, @guardiacivil.

Las autoridades solicitan que los mensajes que contengan información falsa que puedan generar miedo en la población no se difundan , como ocurrió con el bulo en el que se aseguraba que el Nivel de Alerta Antiterrorista se había elevado de 4 a 5, es decir, que España tenía riesgo de atentado inminente.

El nivel de alerta antiterrorista, entre otras cuestiones que preocupan en nuestra sociedad, es un asunto de carácter público por lo que se si se hubiese cambiado al nivel 5 se hubiese informado debidamente en rueda de prensa y las fuentes oficiales lo hubiesen publicado tanto en sus páginas web como en sus redes sociales.

Por todo esto, si recibimos un mensaje en las redes sociales de dudosa credibilidad podemos alertar a las fuerzas de seguridad a través de sus cuentas oficiales, quienes comprobarán la veracidad del mensaje y, si lo consideran oportuno, lo desmentirán a través del hashtag #StopBulos.

Este tipo de mensajes falsos se pueden identificar de manera sencilla ya que la mayoría comienzan con una petición de envío para que llegue al máximo número de personas y con carácter de urgencia. En ocasiones, incluso tienen faltas de ortografía y una redacción deficiente, y procede de un supuesto familiar o conocido que trabaja en las fuerzas de seguridad. Incluso se incluyen nombres y cargos falsos. Además, suele ser atemporales y sin fecha de publicación para que pervivan lo máximo posible circulando en la Red. De hecho, la mayoría son cíclicos. Son los mismos mensajes que en los atentados terroristas ocurridos en otros países.

Por último, las autoridades recuerdan que la emisión o difusión de mensajes falsos que afirmen una situación de peligro y que provoquen la movilización de servicios de policía o salvamento pueden ser constitutivos de delito, en base al artículo 561 del Código Penal.

FUENTE: EUROPAPRESS

Dejar respuesta