Zaragoza tratará de frenar la expansión del mosquito tigre por primera vez

0
952
mosquito tigre zaragoza

Los investigadores de la Universidad de Zaragoza colaboran con el Gobierno de Aragón para tratar de frenar la expansión del mosquito tigre en la comunidad. En Aragón se detectó por primera vez a finales de 2015, y tras revelar que podría ser un vector de enfermedades como el dengue, la chikunguña o el zika, se elevó su nivel de control a partir del año 2016.

Este año, la campaña cubrirá por primera vez la ciudad de Zaragoza, donde el curso pasado no se distribuyeron trampas para cerciorar si también había llegado hasta la ciudad. Pero la localidad más afectada por este mosquito es Monzón, donde se ha detectado una mayor presencia de este insecto, por lo que este año también se extenderán los muestreos por esas zonas.

El equipo de la DGA que lidera Javier Lucientes, investigador y profesor de Parasitología y Enfermedades Parasitarias de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, detectó la presencia del mosquito tigre en ocho municipios de la comunidad tras varios meses de muestreo el pasado año: La Joyosa, Alfajarín, Mequinenza y Caspe en Zaragoza, Barbastro y Monzón en Huesca, y Calaceite y Alcañiz en Teruel.

El mosquito tigre es un insecto caracterizado por su gran capacidad para adaptarse a los entornos y prosperar. Se cree que llegó en transporte rodado, ya que aprovecha el agua que se almacena en neumáticos de recambio para reproducirse. Su expansión se convierte en un problema importante cada verano, especialmente en el litoral mediterráneo y su picadura es bastante más molesta que la del resto de insectos autóctonos.

En la comunidad aragonesa, el método de detección se realiza con ovitrampas, que son unos dispositivos que imitan el lugar de cría del insecto.  Este año, además, se contará con un dispositivo piloto que dispone de un disruptor hormonal para frenar el crecimiento del insecto.

FUENTE: HERALDO

Dejar respuesta