El Ayuntamiento de Zaragoza limita la venta ambulante de productos típicos

0
557

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha desarrollado un nuevo decreto, publicado el viernes en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza, para limitar la venta ambulante en, fechas señaladas, de productos típicos como la venta de roscones en San Valero, de palmas para el Domingo de Ramos, de castañas durante el invierno o de artículos variados en el entorno de la plaza de toros o La Romareda en los días de espectáculo.

Con esto se conseguirá reducir el número de licencias a conceder a lo largo del año, ya que se han fijado los emplazamientos en los que se podrán vender esos productos. Además, los interesados en obtener un emplazamiento deberán enviar las solicitudes en el plazo establecido, fuera de ese plazo la solicitud quedará desestimada, a no ser que no se haya cubierto el cupo de licencias.

Este nuevo decreto tiene como objetivo conciliar las actividades de venta ambulante con la convivencia con el resto de vecinos. En este sentido, el documento recoge los requisitos mínimos que los vendedores deben cumplir para evitar prácticas nocivas o molestias para el ciudadano como ruidos o dificultad del tránsito de viandantes por las aceras y espacios peatonales.

El Ayuntamiento concederá doce licencias para la venta de roscones en las festividades de la Epifanía (6 de enero), San Valero (28 y 29 de enero), San Blas (2 y 3 de febrero) y Santa Águeda (4 y 5 de febrero). Los vendedores podrán ubicar sus puestos en la plaza del Pilar, la plaza de San Pablo, la plaza del Portillo y la plaza del Justicia.

Para las palmas y adornos propios de la festividad del Domingo de Ramos se concederán un máximo de 25 licencias válidas del 4 al 9 de abril y la actividad podrá desarrollarse en las plazas del Pilar, España, Santa Engracia, San Miguel, de las Canteras y Sas; además de en la Glorieta Sasera, junto al Mercado Central, en la avenida César Augusto, en el paseo de las Damas y en las calles de Don Jaime, Alfonso I, 5 de marzo y Delicias.

Por San Antonio habrá hasta 20 vendedores de rosquillas durante los días11, 12 y 13 de junio en las proximidades de la Iglesia de San Antonio; mientras que por San Nicolás se concederán solo seis autorizaciones a rosquilleros que tendrán que vender su producto en la plaza del Pilar entre el 5 y el 8 de diciembre.

Se reduce, además, la temporada de venta de castañas, que este año arrancará el 1 de noviembre y finalizará el 31 de marzo.

FUENTE: HERALDO

Dejar respuesta