Comienza la restauración de la Iglesia parroquial de Santa María Magdalena de Zaragoza

0
522

A finales de julio el Ministerio de Fomento finalizó el proceso de licitación y contratación de las obras de restauración de la Iglesia parroquial de Santa María Magdalena y al fin las obras han comenzado. Se trata de una obra que durará 12 meses aproximadamente hasta octubre de 2017 y -como explico más adelante- devolverá el uso a la Parroquia.

El proceso de licitación comenzó en noviembre de 2015 cuando se convocó el concurso de licitación de estas obras. La fecha límite para entregar la documentación técnica y la propuesta económica era el día 14 de enero y recalcamos esta fecha para que quede patente el gran retraso que ha habido para el inicio de los trabajos.

Esta obra se denomina interiormente (es decir, desde el proyecto de ejecución) como 3ª fase y son continuación de dos fases anteriores de consolidación estructural y de restauración exterior, que han seguido las determinaciones del primer proyecto de restauración elaborado en el año 2000 que contó con información semejante a un plan director. De este modo definió y encuadró las actuaciones previstas para la restauración íntegra del templo entre las que se encuentra el presente proyecto.

En este aspecto es necesario recalcar que el ámbito de actuación de esta obra se circunscribe exclusivamente al interior del edificio con el fin de concluir las obras de restauración y poder devolver el uso a la parroquia. En las obras precedentes (fases 2ª y 3ª) no se modificaron las condiciones de evacuación en el interior del edificio ya que su intervención se centró en las fachadas exteriores de la torre, el ábside, y el resto de fachadas -además de descubrir la portada principal del edificio original hacia la calle Martín Carrillo- y las actuaciones estructurales en los arcos de la nave y la torre.

Este es un resumen muy sintético de las actuaciones que se van a realizar en esta fase para un mejor entendimiento de los usos previstos en las zonas del edificio que resultan afectadas y que han marcado los criterios de diseño del proyecto de ejecución:

  1. Se acondicionarán las dependencias parroquiales -sacristía, sala capitular y antigua vivienda del sacristán- para usos propios de la Parroquia de Santa María Magdalena. El acceso a la sacristía y la escalera que comunica estas dependencias de uso restrictivo se produce por la calle Martín Carrillo por el nuevo atrio producto de la restauración de la antigua portada en la fase anterior.
  2. Para la construcción de la escalera estaba el espacio disponible junto al contrafuerte era muy limitado. No obstante se consiguió construir una escalera de caracol de 80 cm. de anchura en todo su desarrollo, con acceso de personal conocedor del edificio y limitado también a investigadores.
  3. Desde el nivel de la sala capitular se accede al nivel de la antigua vivienda -con uso de almacenamiento parroquial- mediante otra escalera situada entre el contrafuerte y el muro de cierre de la falsa de la sala capitular. Esta escalera alcanzará dimensiones menores de 80 cm pero es imposible la ejecución de otra de mayor tamaño.
  4. En este nivel se inicia la escalera histórica construida en el interior del contrafuerte que da acceso a los faldones de las cubiertas del edificio con uso previsto como restringido y de mantenimiento.
  5. Se prevé que el uso de esta zona del edificio se limite a las dependencias de apoyo a la parroquia, realizadas siempre por personal conocedor del edifico, usuarios habituales con evacuación descendente.
  6. En la fachada sur, que da a la calle Mayor, la actuación se asemeja a la citada anteriomente pero se prevé un uso diferenciado. Se prevé el acondicionamiento interior y equipamiento con la posibilidad de poder albergar en estas salas que formaron la antigua vivienda del campanero y que históricamente tuvieron acceso desde la torre, un pequeño centro de interpretación de la parroquia y de iglesia.
  7. Las razones son evidentes: la actuación en la capilla de Santo Tomás Canturianense, cuyo retablo tuvo que desmontarse en la fase anterior para la apertura de la portada sur. La recuperación del acceso perdido desde la calle Mayor permiten la entrada de visitantes interesados que pueden ascender a este lugar utilizando la escalera de la torre, visitando tanto su interior como las vistas que desde allí se tienen de la ciudad. Finalmente, otro objetivo de la obra es poder proporcionar la oportunidad de entender el edificio y las actuaciones que allí se han desarrollado a lo largo de los años.

Adjunto tres fotografías interesantes del estado de la parroquia de Santa María Magdalena antes del inicio de las obras. En caso de poder visitarla después de que los trabajos finalicen se puede hacer una labor de comparación; en el mapa inferior he colocado la situación exacta de esta fabulosa iglesia de 1118.

Dejar respuesta