Beneficios de trabalenguar con nuestros hijos

0
514

Aunque se conocen popularmente como trabalenguas, muchas personas prefieren reconocerlos como “destrabalenguas” por la capacidad que tienen estos juegos tradicionales de enriquecer nuestro vocabulario y perfeccionar nuestra dicción. En el caso de los niños, los trabalenguas no sólo son capaces de arrancar risas y regalarnos un momento divertido, ya que al mismo tiempo, también guardan numerosas ventajas desde el punto de vista cognitivo. ¿De qué beneficios estamos hablando? ¿Cómo poner en práctica este valioso recurso? Conócelo todo aquí.

¿Qué son los trabalenguas?

Se trata de frases cortas u oraciones breves cuya pronunciación, caracterizada por sílabas repetitivas o fonemas similares, motivan el desarrollo de la dicción y la correcta expresión oral. Desde tiempos remotos, este tipo de literatura popular se ha convertido en una de las herramientas educativas más empleadas por padres y profesores para impulsar el desarrollo de los niños, por lo que, desde hoy mismo, puedes utilizar junto con tu pequeño estos trabalenguas que te proveemos a continuación.

Ejemplos de trabalenguas más conocidos

Aquí te van algunos trabalenguas muy populares con los que tu pequeño podrá aprender y divertirse al mismo tiempo. Te recomendamos que le ayudes a memorizarlos y recitarlos cada cierto tiempo, e incluso, puedes desatar tu imaginación y crear los tuyos propios para practicar en familia.

– Si la sierva que te sirve, no te sirve como sierva, de que sirve que te sirvas de una sierva que no sirve.

– Erre con erre, entre brincos; erre con erre, otra vez; vienen los ornitorrincos nadando, corriendo y rodando a la vez.

– El cielo está enladrillado ¿quién lo desenladrillará?, el desenladrillador que lo desenladrille buen desenladrillador será.

– Por desenredar el enredo que ayer enredé. Hoy enredo el desenredo que desenredé ayer.

– Tres tristes tigres tragan trigo en un trigal.

– La salsa sale sosa si la sala Susy.

– Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito. En la calva de un calvito, un clavito clavó Pablito.

– ¡Tú que pegas los tacos, pégame los tacos! ¿Yo pegar los tacos a ti, que pegas los tacos? ¡Pégatelos tú tus tacos, tú que pegas los tacos!

– Han dicho que he dicho un dicho, tal dicho no lo he dicho yo porque si yo hubiera dicho el dicho bien dicho, habría estado el dicho por haberlo dicho yo.

Si te has quedado con ganas de más, en este enlace encontrarás una buena selección de trabalenguas infantiles.

BENEFICIOS DE LOS TRABALENGUAS

Más imaginación

Cuando tu pequeño practica los trabalenguas con asiduidad, esto le permite desarrollar con mayor entusiasmo su apego al lenguaje. Además, si lo animas a crear sus propias frases, también estás fomentando su imaginación, por no mencionar que enriquecerás su lenguaje y le aportarás todas las herramientas para que pueda expresarse con propiedades. Por otra parte, los trabalenguas pueden resultar una puerta de entrada muy provechosa al mundo de la literatura.

Remedio terapéutico

Dentro de la logopedia, los trabalenguas son un recurso muy importante para tratar algunos trastornos o patologías del habla y la expresión oral. Por tal razón, utilizar estas herramientas a menudo con tu niño hará que este lime cualquier imperfección que pueda presentar a la hora de pronunciar las palabras correctamente.

Estimula la memoria

Para que tu pequeño domine un trabalenguas, primeramente deberá memorizarlo, con lo cual desarrollará las habilidades pertinentes que le permitan pronunciarlo sin dificultades al cabo de un tiempo. Estos mecanismos favorecen al mismo tiempo la capacidad de memorización del pequeño, lo que le será de gran utilidad a la hora de hablar con precisión (incluso ante oraciones complejas) y a pensar primero antes de hablar (fuente: ABCdelbebé).

Enseña con diversión

Mientras más interesante o divertido sea un tema para nuestro cerebro, más fácil y rápido lo asimilaremos. En este sentido, los trabalenguas representan el recurso ideal para aprender sin esfuerzo, ya que las risas provocadas por cada equivocación llevan también inherentes un motivo mucho más importante: rectificar. En cada intento, tu pequeño adquirirá mayor destreza para comunicarse y dominar su pronunciación.

Dejar respuesta