Récord y victoria de Toni Abadía en la 10K Zaragoza

0
372

Más de 5.000 corredores recorrieron este domingo la 10K Zaragoza, una multitudinaria undécima edición de la prueba en la que los grandes protagonistas fueron los deportistas populares y Toni Abadía. El atleta aragonés, el hombre de moda del atletismo español, era el gran candidato a la victoria, en la que batió el récord de la carrera, en manos del marroquí Ouais Zitane (29:46), con una marca de 29:36.
Abadía llegó a la meta entre vitores y aplausos de las decenas de personas que se agolpaban a unos escasos metros del final de la carrera. Además, estuvo animado, en la distancia, por la organización del evento, que desde la meta explicaba a los espectadores en qué posición y qué tiempo llevaba el aragonés, ya que desde el primer momento se barajaba la posibilidad de que finalmente pudiera conseguir un tiempo récord.

Sergio Cortés y Carlos Jiménez ocuparon el segundo y tercer puesto respectivamente. Por su parte, Luisa Larraga fue la primera en cruzar la línea de meta, seguida por Alicia Pérez y Beatriz Martínez. 

  


La prueba, que nació en 2006 con apenas un millar de corredores, ha crecido año tras año hasta estabilizarse en los 5.500 que se alcanzaron el año pasado y que se mantuvieron este domingo. Uno de los motivos de este incremento de participantes, al margen de la fiebre del ‘running’ que se ha extendido durante el último lustro, ha sido la presencia de cada vez más mujeres. Hace apenas cuatro años, en 2012, tan solo corrieron 400, mientras que en esta edición serán más de 2.000, un tercio de los asistentes.

Una de las que se estrena en esta prueba es Beatriz. Esta joven lleva corriendo varios años y desde hace tres participa en diferentes carreras populares. “Empecé cuando estaba estudiando la carrera como una manera de desconectar y ya no lo he abandonado”, explicó minutos antes del comienzo. En estos tiempos ha recorrido varias pruebas de cinco y diez kilómetros y su próximo objetivo es la media maratón. “A ver si el año que viene lo consigo”, recalcó.

La salida, como es habitual, fue a las 9.30 en el pabellón Príncipe Felipe, donde también estaba ubicada la meta. Aunque, más de una hora antes ya había en los alrededores varios centenares de participantes, empezando a calentar, y algún que otro acompañante, buscando un buen sitio para poder animar. “Hemos tenido que madrugar mucho para estar aquí a las 8.30″, sostenía  Alberto, mientras esperaba junto a sus dos hijos a que su mujer y sus amigas emprendieran la carrera. 

Sin embargo, todos los asistentes aseguraron que el madrugón había merecido la pena. Por ejemplo, Vanesa acudió sin dormir nada más salir de trabajar para ver a su hermano. Celia también madrugó bastante junto a su madre para animar sin reservas a su padre y a su hermana. “Aunque te tengas que levantar pronto, compensa”, aseveró la joven. 

Y es que el ambiente era inmejorable. “Lo mejor de esta carrera es que está muy bien organizada y que el ambiente es muy bueno, con mucha gente corriendo, otros tantos animando y la música”, recalcó Montserrat, que corría junto a su hija y una amiga de ésta. Además, subrayó que para ella el mejor momento es cuando pasa por la plaza del Pilar y empieza a oir jotas. “Es realmente emocionante”, puntualizó. 

Este grupo, proveniente de Jaca, es la segunda vez que participa en esta prueba, pero son unas expertas en carreras populares. “Hemos estado en Madrid, Valencia…”, aseguró Montserrat. Por el contrario, otros vienen de propio a Zaragoza para correr esta 10K. Este es el caso de Félix, que ha venido desde Gerona. “Es la primera vez que corro en Zaragoza”, explicó. 

Como él, Sergi se ha desplazado desde Barcelona. “Ahora estoy empezando a salir a correr dos veces a la semana y estoy algo nervioso, aunque con ilusión por poder acabar la carrera”, puntualizó minutos antes de tener que colocarse en la línea de salida. 

Muchos disputan esta prueba con los grupos con los que entrenan, otros lo hacen con sus amigos, e incluso, hay quién se atreve en solitario, ya que en este caso, lo importante ya no es tanto llegar el primero, sino el ambiente que se crea y cumplir los objetivos que uno se marca. Santiago acudió con un grupo de amigos y recalcó que lo que más ilusión le hace es “intentar cumplir el objetivo marcado”

Dejar respuesta