Los Reyes Magos sembraron ilusión en Zaragoza

0
285

Los Reyes Magos sorprendieron a los niños de Zaragoza apelando a la cultura y para ello llegaron a través de los libros de la biblioteca del Centro Cívico de Valdefierro. Después un bus turístico les llevó hasta el Colegio Joaquín Costa, desde donde tradicionalmente arranca la Cabalgata. La magia de Sus Majestades conseguió frenar la lluvia y a pesar del frío, el desfile fue seguido por miles de personas, la mayoría niños, que abarrotaron el centro de la ciudad.

Zaragoza en esta ocasión ha hecho que la Cabalgata haya girado en torno a la luna. Una veintena de compañías de teatro guiaron a la luna por las calles de la ciudad, participando 155 actores aragoneses en once carrozas que represenron un espectáculo centrado en las estrellas y los planetas.

Seres lunáticos, elfos, hadas, fabricantes de emociones, deseos, juegos y muchas ganas de soñar. Es lo que se pudo ver en una multitudinaria Cabalgata que volvió a aglutinar a casi todos los niños de la ciudad para demostrarles que es posible conseguir aquello que se anhela dejando volar la imaginación.

El recorrido fue el mismo que el año pasado: Del colegio Joaquín Costa atravesaron el paseo de María Agustín hasta la plaza Paraíso. De ahí, Sus Majestades y toda su Comitiva Real pasaron por el paseo Constitución y paseo de la Mina hasta la plaza de San Miguel, donde tomaron el Coso y llegaron a la plaza del Pilar por la calle Alfonso.

El broche final lo pusieron Sus Majestades los Reyes de Oriente, que hicieron su aparición a bordo de sus carrozas junto con su séquito y demás acompañantes. A su llegada a la plaza del Pilar, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, les recibió y les acompañó hasta el balcón del Ayuntamiento, desde donde pronunciaron un discurso para todos los asistentes. Palabras que fueron traducidas al lenguaje de signos para que también pudieran llegar a las personas sordas.

Dejar respuesta