“Es impresionante lo que habéis conseguido en poco tiempo en Zaragoza con las bicis”

0
209

Lotte Bech, arquitecta y urbanista, ha trabajado 12 años como jefa de proyectos en el departamento de Tráfico del Ayuntamiento de Copenhague. Ahora es consultora independiente y miembro de la Embajada Danesa de la Bici. Esta semana participa en Zaragoza en las jornadas de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible.

Llegó el martes a la estación Delicias de Zaragoza y le estaban esperando con una bici. ¿Siempre se desplaza en bici?

Siempre he utilizado la bici para desplazarme en mi ciudad, Copenhague. Allí es lo normal. Cada vez más gente va en bicicleta. El 45% de las personas que vienen a trabajar o estudiar a Copenhague desde la ciudad u otros municipios cercanos lo hace en bici. Contando solo a los vecinos de Copenhague, el 63% se desplaza en bici. Estos datos han aumentado en los últimos años.

¿Por qué sigue aumentando el número de ciclistas en Copenhague?

Los ciclistas se sienten cada vez más seguros y más cómodos. Moverse en bici por la ciudad es rápido, fácil y seguro. Los políticos aprecian mucho a los ciclistas y toman medidas para facilitar el uso de la bici. Esto repercute en el bienestar de los ciudadanos y en la mejora para el medio ambiente por la reducción emisiones de dióxido de carbono.

¿Qué medidas ha tomado el Ayuntamiento de Copenhague para favorecer el uso de la bici?

En general, ciclistas y peatones tienen preferencia sobre los coches. En los últimos años ha aumentado la red de carriles bici, se permite a los ciclistas circular en sentido contrario al tráfico en algunas calles, se han abierto puentes de uso exclusivo para ciclistas y peatones, también se han hecho campañas de promoción.

¿Es partidaria de que las bicis circulen por carriles bicis separados del tráfico, por la calzada o por zonas peatonales?

Depende de las calles. Hay muchas soluciones posibles. En las calles con más tráfico apostamos por carriles bici separados. En calles con menos tráfico, coches y bicis comparten espacio. Hay zonas peatonales en las que también circulan bicis y otras exclusivas para peatones.

¿Cómo se diseña esta red tan diversa de calles?

Hacemos muchas pruebas para ver cómo funciona, es bueno probar durante un tiempo antes de tomar decisiones. Y tenemos muy en cuenta las opiniones de los ciudadanos. Por ejemplo, en 2010 decidimos limitar los coches en el centro a modo de prueba. Al principio los comerciantes estaban en contra porque pensaban que iban a perder clientes. Tras dos años, vimos que la experiencia había sido un éxito y decidimos implantarlo de forma permanente.

¿Cómo es la convivencia en Copenhague entre ciclistas y coches?

Muy buena. Hay muchas bicis y los coches respetan mucho a los ciclistas. Trabajamos especialmente en la seguridad en los cruces, los puntos más conflictivos.

¿Y cómo es la convivencia entre ciclistas y peatones?

En el diseño de la movilidad de la ciudad intentamos poner a ciclistas y peatones en lugares separados. Siempre que se puede, apostamos por carriles bici. Hay zonas peatonales en las que ciclistas y peatones comparten espacio. En algunos casos, hemos tenido problemas con una pequeña minoría de ciclistas que van demasiado rápido o no respetan a los peatones. Hemos hecho campañas en este sentido para sensibilizar y mejorar la convivencia.

¿Es la primera vez que pedalea en Zaragoza? ¿Qué le parece la movilidad ciclista en nuestra ciudad?

Estuve en Zaragoza para la Expo. Ahora veo una gran diferencia, mucha gente va en bici. Es impresionante lo que habéis conseguido en poco tiempo en Zaragoza.

Aquí estamos inmersos en el debate sobre la convivencia de bicis, vehículos y peatones. ¿Qué consejos daría a la ciudad de Zaragoza?

Hay diferentes soluciones según las calles y su volumen de tráfico. Los carriles bici dan mucha seguridad a los ciclistas. Si la gente no se siente segura, no coge la bici. En algunas calles es una buena solución el carril bici unidireccional y en otras, bidireccional. Permitir la circulación en contradirección de los ciclistas  ayuda en algunas calles. Y también funcionan las zonas compartidas de peatones y ciclistas. Depende de los casos. Es bueno hacer pruebas y que la gente dé su opinión.

¿Y permitir que los ciclistas circulen por la plataforma del tranvía?

Nosotros no tenemos tranvía, os envidio por ello. No tengo una opinión clara, pero creo que puede ser una buena idea que los ciclistas compartan espacio con el tranvía.

Aquí también estamos pendientes de definir la normativa sobre la circulación de niños en bici. ¿En Copenhague es habitual que los niños se desplacen en bici por la ciudad?

Los niños comienzan a recibir clases sobre educación vial y bicicletas en la guardería, y siguen en el colegio. Aprenden a montar en bici y las normas de circulación jugando. Es una manera fantástica. Si quieres desarrollar cultura ciclista en un país, empieza con los niños.


Dejar respuesta