Francisco Reynés y Tobías Martínez presentan la salida a bolsa de Cellnex

0
651
francisco reynes

Cellnex Telecom ha protagonizado este jueves la cuarta salida a Bolsa del año y la segunda de mayor volumen después de la de Aena. 

El presidente de Cellnex, Francisco Reynes, y su consejero delegado, Tobías Martínez, han realizado el tradicional toque de campana en la salida a Bolsa de la compañía.

Las acciones de la compañía partían con un precio de 14 euros. Y tras sonar la campana en la Bolsa de Madrid, donde se celebraba la puesta de largo, han subido más del 11%. Finalmente, terminó la jornada en verde, con un alza superior al 10%, hasta los 15,41 euros. 

La compañía de gestión de torres de telefonía móviles ha colocado en el mercado el 60% de su capital social. Francisco Reynes, ha asegurado que la filial de telecomunicaciones del grupo ha “tomado la alternativa” en Bolsa con la aspiración pasar pronto a formar parte del Ibex 35.

“Hoy es un gran día para Cellnex, pero también para el país, porque demuestra que España y las empresas españolas son atractivas para los inversores internacionales”, subrayó Francisco Reynés.

De esta forma, Cellnex ha llegado a revalorizarse un 12% y se ha negociado en todo momento sobre la cota de los 15 euros y muy por encima de los 14 euros fijados para el debut, precio que ya estaba en lo más alto de la banda fijada por la empresa para su colocación.

Francisco Reynes Massanet

Francisco Reynés ha desvelado que en el marco de la OPV, el fondo BlackRock y Criteria han entrado en el capital de Cellnex a través de la OPV en la que han tomado una participación del 6,2% y del 5%, respectivamente, que les convierte en segundo y tercer socio de referencia por detrás de Abertis.

Además, en el capital de la nueva empresa cotizada está también presente George Soros, si bien contaría con una participación minoritaria en la filial de telecomunicaciones de Abertis. La mitad de los 300 inversores que se hicieron con acciones son americanos, otro 25% ingleses y un 10% españoles, destacó Francisco Reynes.

Dejar respuesta