Tu estilo de vida puede perjudicar tus dientes

0
217

Quien más quien menos, todo el mundo conoce los beneficios de seguir una diente equilibrada y mantener unos buenos hábitos y cuanto nos ayuda a mantener una buena salud general y evitar enfermedades importantes. Lo que muchas personas no saben es que seguir unos buenos hábitos alimenticios y tener un estilo de vida adecuado, también favorece nuestra salud bucodental. Esto significa, que de no hacerlo, nuestra boca estará sometida a más riesgos.

Este beneficio o perjuicio que puede tener la actitud del día a día en nuestra boca, no solo se refleja en infecciones como la caries dental y la periodontitis o enfermedad de las encías, también tiene una relación directa con enfermedades más temibles como por ejemplo el cáncer oral.

Así pues, todos los alimentos y substancias que pasan por nuestra boca pueden ayudar o perjudicar su salud por igual. A continuación repasamos algunos de los elementos que se deben potenciar o evitar para mantener una boca sana y bonita:

El alcohol: aparte de afectar la salud general de las personas, un abuso de las substancias alcohólicas puede ser dañino para la salud de tus dientes. La afectación más directa es la halitosis, pero el alcohol también modifica el aspecto de nuestros dientes, aumenta  el riesgo de sufrir enfermedades de las encías y su alto consumo tiene que ver con el cáncer oral (especialmente cuando se combina con el tabaquismo).

El tabaco: su consumo favorece la acumulación de placa e impide el flujo normal de la sangre en las encías. Potencia la periodontitis (además de enmascararla) y la caries dental y es un causante directo del cáncer de lengua y otros tipos de cáncer oral.

Los azúcares: tienen una alta capacidad cariogénica debido al alto nivel de bacterias proliferan en nuestros dientes. Debemos controlar su consumo además de beber mucha agua tras su ingesta.

Vegetales, lácteos, y té verde: estos alimentos nos ayudan a sanear nuestra boca y a prevenir muchos problemas. En el caso de los lácteos, fortalecen el esmalte dental además de potenciar la producción de saliva. Los vegetales, por su parte, ayudan a mantener las bucosas en buen estado y previenen el cáncer de boca. Por último, el té verde tiene sustancias antioxidantes que combaten las bacterias y luchan contra la caries dental.

 

Así pues, debemos ser conscientes de los alimentos beneficiosos y perjudiciales para nuestra boca, ya que con unos buenos hábitos podemos disminuir significativamente los riesgos de muchas de las enfermedades bucodentales. Prevenir es mucho más fácil que curar y vale la pena hacerlo cuando está en juego no solo nuestra salud bucodental, sino nuestra salud general. Una opción es que tu dentista de Propdental en Barcelona te asesore para mantenerte sano.

Dejar respuesta