La leche materna también se puede donar en Aragón

0
213

Donar sangre, tejidos, órganos… es algo que solemos tener en la mente casi todos. Los bancos de sangre son lugares conocidos desde hace muchas décadas y desde hace algunos años también los de órganos y tejidos. Pero una noticia publicada por el servicio de prensa de la DGA el pasado día 5 de enero me ha recordado otra valiosa sustancia que pueden donar, en este caso, sólo las mujeres: la leche materna.

En la noticia que os comento, se explica que el Banco de Leche Humana de Aragón, dependiente del Banco de Sangre y Tejidos del departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, recibió en 2012 más de 327 litros de leche materna procedentes de 72 mujeres de la Comunidad que han colaborado con el programa en 360 ocasiones. Otras 17 no pudieron hacer donaciones a pesar de ofrecerse por diversos motivos, como el insuficiente excedente de leche.

Este banco de leche materna comenzó a funciona en 2011 y al principio sólo contaba con donantes de Zaragoza capital y su entorno, ya que era necesario ir a los domicilios de las mujeres lactantes y recoger la leche para su traslado inmediato al banco o que las propias colaboradoras la llevasen tras la extracción. Pero entre los meses de octubre y noviembre de 2012, se ha ofertado el servicio para la potencial donación de leche en el resto de la provincia de Zaragoza, así como en Huesca y Teruel, centralizando los puntos de recogida de leche en los hospitales de la red del SALUD y la promoción de la donación en atención primaria.

Los perfiles de las donantes son mujeres sanas, con procesos de lactancia satisfactorios y sin riesgo de contraer enfermedades. Todas ellas pasan por entrevistas personales, firman un consentimiento informado, se someten a una encuesta de salud y a diversas analíticas médicas para garantizar la seguridad de su donación.

La leche que pasa los controles está lista para ser administrada bajo prescripción médica a los bebés que la necesiten. Recordad que la leche materna es el mejor alimento para el bebé y además es especialmente beneficiosa para los recién nacidos prematuros, con bajo peso al nacimiento o con ciertas enfermedades.

¿Por qué no plantearse ayudar a otros bebés con la leche que no necesita el nuestro? Animo a las mujeres que leáis este post y estéis dando de mamar a un hijo a que os informéis en el Banco de Sangre y Tejidos de si podéis donar, y a todos a que le deis difusión para llegar a cuantos más lectores mejor.

Dejar respuesta