Historia de la Cincomarzada

0
715

La Cincomarzada es una fiesta popular que se celebra en Zaragoza desde 1839, en conmemoración al ataque fallido de las tropas carlistas a Zaragoza el 5 de marzo de 1838.

La ciudad de Zaragoza constituía una magnífica posición estratégica, fuertemente protegida por una importante guarnición isabelina.

Ante la supuesta lejanía de las tropas carlistas, gran parte de la guarnición fue empleada para reforzar en el mes de febrero de 1838 un ejército que había de cerrar el paso hacia el Maestrazgo a la expedición de Basilio García que, abandonando Navarra con intención de unirse a Cabrera, había sido desviada hacía La Mancha en enero y se suponía que desde allí había de realizar un nuevo intento de aproximación.

La noticia de la prácticamente nula guarnición que restaba en Zaragoza, llegó a Cabrera que envió a Juan Cabañero y Esponera a asaltar la ciudad con dos mil ochocientos infantes y trescientos hombres de caballería, no con el ánimo de ocuparla, ya que estas tropas eran insuficientes para defenderla posteriormente, sino únicamente para saquearla.

La noche del 5 de marzo de 1838 las tropas de Juan Cabañero consiguieron ocupar parte de la ciudad pero ante la resistencia de sus habitantes y las noticias de que se acercaba, volviendo a sus cuarteles, la tropa isabelina, los carlistas abandonaron inmediatamente otra vez la ciudad. Tras el fracaso carlista, se añadió al escudo de la ciudad la titulación de "Siempre Heroica" y se le dio el nombre de "Cinco de Marzo" a una calle de la ciudad.

Durante la dictadura franquista, la calle fue cambiada de nombre y pasó a llamarse "Requeté Aragonés". Tras la muerte de Franco, en 1977, se recuperó la denominación original. 

Esta celebración ha tenido tradicionalmente un marcado componente de protesta ciudadana ya que se trata de la oportunidad para que los habitantes de la ciudad compartan libremente sus quejas y reflexiones acerca de su gobierno local. Aquí todo el mundo puede tomar la palabra.

En 1977 comenzó una discreta y paulatina recuperación de la fiesta, volviendo a salir a los campos próximos a la ciudad y, ya en 1979, el primer Ayuntamiento democrático devolvió el nombre a la calle que conmemora la histórica jornada. En 1981 el Ayuntamiento de Zaragoza recuperó definitivamente la fiesta con la ayuda de las comisiones de festejos de los barrios, peñas y asociaciones ciudadanas. Desde entonces, se viene celebrando en la mayor parte de ocasiones en la margen izquierda de Zaragoza, siendo una jornada eminentemente lúdica y reivindicativa.

Además de la fiesta local y de la tradicional comida campestre, diversas asociaciones vecinales, grupos políticos, asociaciones sociales y culturales y peñas de la ciudad instalan barras que aprovechan como espacio informativo y reivindicativo de sus actividades. Los zaragozanos colman el parque en un día festivo de convivencia, en el que se preparan comidas, y donde no faltan pasacalles, verbenas, conciertos y animación callejera.

La tradición manda pasar el día en familia en el campo comiendo productos propios de la tierra. Antiguamente se celebraba en la Arboleda de Macanaz de Zaragoza, posteriormente en el Parque del Tío Jorge o en el Parque Primo de Rivera, pero actualmente, aunque sin haberse dejado de ir a los otros sitios, el parque de Oriente es el que centraliza el grueso de las celebraciones.

 

Fuente: wilkipedia.org

 

Dejar respuesta