Historia de un puente de piedra

0
620

Puente de piedra sobre el rio Ebro de estilo gótico (S.XV).

En la Caesaraugusta romana ya existía un puente en el actual emplazamiento del Puente de Piedra. Coincidía con la prolongación de cardo maximus y situado frente a una de las puertas de la ciudad, servía tanto de puente como de aqueducto para suministrar agua a la ciudad y lugar de salida hacia las Cinco Villas, Pirineo o Huesca. Es probable que fuese el único puente desde la desembocadura hasta Tudela. En la reconquista, Alfonso I lo cruzó para conquistar la ciudad. El puente entonces era de madera (1118).


El Puente de Piedra destruido por la riada de 1643 en «Vista de Zaragoza». Velazquez y Mazo 1647

Tras muchas inundaciones y reconstrucciones se procedió a construir un puente más fuerte. Según algunas fuentes 101 fueron los años (1336-1437) que se necesitaron para terminar el Puente de Piedra.

El 9 dé abril de 1401 cuando se reunieron los Jurados de la Ciudad con los maestros Coirat y Juan de Frenoya, encargados de la construcción del puente.

El Puente ha sido destruido y reconstruido en varias ocasiones debido a las crecidas del Ebro principalmente:

El 15 de agosto de 1485 se desmoronó la arcada centra por una riada.

Una riada en 1643 destruyó parte del puente como recoge el cuadro «Vista de Zaragoza» de Velazquez y Mazo (1647). La recostrucción se encargó a Felipe de Busignac, en 1659.

En 9 de Julio de 1813 los franceses volaron parte del puente en su retirada.Rápidamente se procedió a su reparación para que Fernando VII pasara por el puente el 6 de abril de 1814.

 El 18 de Febrero de 1.808 las baterías francesas baten el puente de Piedra, para impedir la ayuda de la plaza a los defensores del Arrabal.

 L´hotellerie Fernández de Heredia (barón de Warsage) es herido mortalmente por una bala de cañon en mitad del puente (enterrado posteriormente en San Pablo).

Los consejeros de Palafox, el Padre Santiago Sas y el Padre Basilio Boggiero fueron arrojados al rio desde el Puente.

100 años más tarde, en el centenario de los Sitios de 1.908 se colocó una cruz de piedra que rememoraba a Fernández de Heredia (barón de Warsage), al padre Boggiero y a mosén Santiago Sas, con la siguiente inscripción:

"Aquí fueron vilmente asesinados el R.P. Basilio Boggiero y el presbítero M. Santiago Sas. Aquí cayó mortalmente herido el Barón de Warsage. Honor a los héroes y gloria a los mártires. Primer Centenario de los Sitios de 1808 y 1809."

Con motivo de la última reforma del Puente de Piedra, inaugurada el 30 de abril de 1991, fue restaurada esta cruz conmemorativa, sustituyéndose entonces la mencionada lápida, que se encontraba en muy mal estado, por otra en la que figura inscrita la misma inscripción.

 A comienzos del presente siglo se procedió a una desafortunada remodelación del puente. En 1906 empezó a cruzarlo el tranvía del Gállego, dos años después, se amplió con dos aceras en voladizo para viandantes (la reforma de 1.917 se llevaría los cuatro leones popularizados por la conocida jota), suprimidas en la reforma completa inaugurada en 1.991.

El encargo de la escultura a Francisco Rallo tenía como objeto intentar dar una imagen al Puente de Piedra lo más parecida posible a la que antiguamente presentaba , flanqueado por cuatro leones de piedra.

Los leones están en posición de alerta frente a los antiguos que estaban en reposo. Encima de los pedestales (de 7 metros de altura) les aporta un aire de magnificiencia.

Debido a que es el puente más antiguo de los que cruzan el Ebro, ha sido declarado "Bien de Interés Cultural".

Dejar respuesta