El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el Pirineo Aragonés cumple 100 años

0
214
pirineo-aragones-ordesa-monte-perdido

Con una superficie de más de 15.000 hectáreas, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los principales parques nacionales de España en número de visitantes y el segundo más antiguo. Parada obligada en cualquier guía sobre que ver en el Pirineo Aragonés, este año celebra los 100 años de su nacimiento con más de 80 actos conmemorativos haciendo especial hincapié en homenajear a las personas protagonistas de la conservación y desarrollo sostenible de esta joya natural de los Pirineos.

Dentro de la celebración del aniversario, está prevista la organización de actividades y jornadas deportivas, eventos y acciones promocionales, o una exposición itinerante sobre el espacio natural que recorrerá las diferentes capitales españolas con contenidos multimedia y gafas de 360º. A todo ello hay que sumar inversiones en la estructura del parque que permitan su óptima conservación.

El Parque está constituido por 4 valles (Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta) a los cuales se puede acceder con vehículo propio, a excepción del valle de Ordesa, que debe realizarse en autobús. Todos ellos se extienden rodeando al macizo Treserols, o Monte Perdido, el macizo calcáreo más alto de Europa, desde el que descienden una serie de impresionantes crestas montañosas y valles glaciares.

Existen un gran número de rutas y excursiones a realizar para todos los niveles y edades que permiten descubrir a fondo las maravillas de este Parque Nacional declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1977. El Tozal del Mallo, la Cascada del Estrecho, las Gradas de Soaso, el Bosque de las Hayas o la cascada de la Cola de Caballo son algunos de los enclaves naturales más visitados dentro del recinto en el que también tienen cabida hermosos pueblos como Broto, Bielsa o la villa de Aínsa, considerado como una de las localidades más bonitas del Pirineo Aragonés y de toda la comunidad.

Dada su amplia extensión, resulta imposible visitar el Parque en un solo día. Lo mejor es escoger aquellos puntos que se quieran visitar y organizar los días por rutas teniendo en cuenta su complejidad y el esfuerzo físico empleado. Muchos turistas optan por Jaca para su descanso, dada su ubicación en pleno Pirineo Aragonés que permite desplazarte por diferentes puntos de toda la región. Esta localidad, considerada como “revelación” la pasada Semana Santa por el elevado número de pernoctaciones que registró, posee uno de los complejos históricos más bonitos de la región: La Ciudadela de Jaca. Además, muchos turistas la escogen por su cercanía con las estaciones de esquí de Astún y Candanchú, y los hoteles rurales que se encuentran en la zona.

Dejar respuesta