El arquitecto: actor principal en una rehabilitación

0
80
Rehabilitación de edificios

Con el paso de los años, la vida útil de los edificios viene condicionada por la calidad de los materiales de construcción, el uso y la resistencia al desgaste por todo tipo de agentes. Para alargar la durabilidad de estas construcciones son necesarias la realización de tareas periódicas de mantenimiento y, en su caso, de rehabilitación.

En una rehabilitación de edificio cobra especial relevancia la figura del arquitecto, sobre todo en aquellos proyectos en los que las obras afectan a la estructura y las que alteran los usos de la edificación.

Como actor principal, el arquitecto interviene en todas las etapas del proceso de rehabilitación del edificio:

  • El diagnóstico o estudio previo sobre el estado actual del edificio, que conlleva la revisión de todas las deficiencias y anomalías detectables.
  • La propuesta técnica que debe englobar las soluciones para corregir y mejorar todas las anomalías detectadas y las actuaciones necesarias para su recuperación. El proyecto, elaborado por el arquitecto, incluye tanto las soluciones constructivas previstas, como aquellas modificaciones que puedan surgir cuando la obra esté en curso. La documentación correspondiente contiene: memoria, planos, mediciones, presupuesto y pliegos de condiciones.
  • La selección, conjunta con la propiedad, de la empresa de restauración que va a realizar la obra, mediante un estudio comparativo de los presupuestos y su posterior evaluación.
  • La tramitación de los distintos permisos y licencias administrativas, la primera de ellas la emitida por el departamento de urbanismo del correspondiente ayuntamiento.
  • La ejecución de la obra, dirigiendo y supervisando el conjunto de actuaciones a realizar. La supervisión por un técnico independiente a la empresa de construcción, certifica que la ejecución cubre las necesidades y objetivos del proyecto.
  • La firma de la certificación final de la obra.

Empresas como Sensedi cuentan con un equipo de profesionales titulados, altamente cualificados, capaces de abordar cualquier proyecto de rehabilitación o reforma. Una tendencia al alza, que viene avalada por el informe “Estado de la profesión de arquitecto en Europa 2016”, realizado por el Consejo de Arquitectos de Europa (CAE), en el que se revela que los arquitectos españoles se dedican cada vez más a la rehabilitación de edificios y las reformas de los mismos ante la lenta recuperación de obra nueva y las limitaciones urbanísticas y de financiación.

Dejar respuesta