Las plantas de adelfa permiten conocer datos muy exhaustivos de la calidad del aire de Zaragoza

0
343
adelfas

El Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) de Zaragoza ha realizado un estudio en el que concluye que se puede conocer la calidad del aire en las ciudades gracias a plantas ornamentales urbanas, como la adelfa.

En la capital aragonesa existen 7 estaciones automáticas que registran la concentración de gases como el ozono o el dióxido de nitrógeno, así como la acumulación de partículas microscópicas. Con este número tan reducido de estaciones disponible es muy difícil generar mapas detallados a escala de calles o barrios.

Las plantas ornamentales, como las adelfas, se encuentran situadas prácticamente en todas las zonas de la ciudad, por lo que si se emplean en el control de calidad del aire se puede conocer datos con una resolución espacial detallada, facilitando una mejor planificación de las infraestructuras urbanas y una mejor gestión de los riesgos para la salud de sus habitantes.

En las ciudades, la mayor parte de las emisiones de material particulado se originan en las actividades humanas: cenizas y hollín residuos de la combustión de maderas, carbón, gasoil o gasolina, y partículas metálicas y de otros tipos originadas por el tráfico o
durante la combustión de procesos industriales. Todas ellas se dispersan en la atmósfera y, a través de la respiración, entran en nuestros pulmones.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, el material particulado del aire causó 428.000 muertes prematuras en Europa en 2014.

FUENTE: Europapress

Dejar respuesta