La importancia de un seguro de comunidad de vecinos ante las inclemencias del tiempo

0
215
seguro para comunidad de vecinos

Abrigos, guantes, bufandas, son en esta época nuestros grandes compañeros para evitar resfriados. Sin embargo, las inclemencias del tiempo pueden afectar gravemente no solo a nuestra salud, también al estado de los inmuebles y espacios comunes en los que hacemos nuestra vida diaria; por ello es importante contar con un seguro para comunidad de vecinos.

Enero siempre se ha caracterizado por ser uno de los meses más fríos. De hecho, en varias ciudades del territorio nacional como Zaragoza, Segovia o Navarra, la nieve y el hielo han hecho su aparición, siendo muestra de las bajas temperaturas a las que estamos sometidos en estos días.

Las lluvias torrenciales, el granizo, las fuertes nevadas… cuando nos encontramos ante una situación así, un seguro de comunidad de vecinos puede ser de gran utilidad. Y es que las estructuras de los edificios pueden llegar a dañarse gravemente cuando estamos inmersos en un temporal.

Las filtraciones de agua son uno de los grandes problemas en las comunidades debido al mal tiempo. El desprendimiento de nieve puede ocasionar graves daños en los tejados de las comunidades, así como las lluvias torrenciales, que pueden desembocar en filtraciones de agua y ocasionar desperfectos importantes en la comunidad. Es por ello que en las épocas de invierno suele producirse un aumento de contrataciones de seguros para comunidades de vecinos con el objetivo de proteger los inmuebles ante los fenómenos atmosféricos.

Otro de los daños más habituales en las comunidades cuando vivimos una época de lluvias torrenciales, tormentas o fuertes nevadas son los daños eléctricos. De hecho, recientemente, un barrio situado en Ordicia (Guipúzcoa) ha permanecido 36 horas sin electricidad como consecuencia de los daños provocados por el temporal. Esto es una muestra de cómo las inclemencias del tiempo pueden afectar a las instalaciones eléctricas y cómo un seguro para comunidad de vecinos puede aportar tranquilidad de cara a los daños que los aparatos eléctricos comunitarios pueden sufrir, como pueden ser el portero automático o el ascensor.

Hoy en día, las aseguradoras ofrecen una amplia oferta de coberturas dentro de este tipo de seguros. Y es que, de cara a la temporada invernal, es importante proteger los espacios comunes del lugar donde vivimos, evitando así las complicaciones que los fenómenos atmosféricos pueden ocasionar en nuestra comunidad.

Dejar respuesta