Traductores oficiales vs Traductores online: ¿Con qué opción se ahorra más tiempo?

0
106

En los últimos tiempos se ha dado una proliferación de traductores online que nos prometen soluciones rápidas ante la necesidad de pasar de una lengua a otra, sin darle verdadera importancia a la calidad del resultado final de la traducción.

Y es que, basta con introducir nuestro texto en una web o aplicación para obtener una traducción instantánea. Sin embargo, aunque al recurrir a este método pueda parecer que ganamos inmediatez, son muchas las ocasiones en las que, por no contar desde un principio con traductores oficiales, lo único que conseguimos perder más tiempo del que esperábamos.

Hay un tema muy importante a tener en cuenta con las traducciones online y es la validez de los documentos. Por ejemplo, si queremos ir a trabajar o estudiar al extranjero y necesitamos aportar documentos oficiales, como un expediente académico o un certificado de antecedentes penales, no podremos usar un traductor online ya que nuestros documentos no serán aceptados. Los traductores oficiales de la agencia de traducción Enai explican que los documentos legales deben ser traducidos obligatoriamente por traductores jurados, incluyendo su sello para así certificarlo. Si decidimos entregar ese tipo de traducciones sin haber pasado por las manos de un traductor jurado no tendrán validez legal y se nos pedirá que volvamos de nuevo cuando podamos aportar una traducción jurada de nuestro documento.

Calidad frente a rapidez. El uso de traductores online no nos aporta ningún tipo de garantía de que nuestro documento haya sido traducido bajo unos estándares de calidad, por lo que no podemos asegurar al 100% que la traducción sea correcta. Un ejemplo es el de las empresas que recurren al uso de traductores online, ya que muchas veces los plazos que manejan son ajustados y necesitan entender o enviar un documento lo antes posible. Sin embargo, no se tienen en cuenta las consecuencias que esto puede acarrear, ya que una traducción que no haya sido realizada por traductores oficiales y que provenga de un traductor online, puede cambiar totalmente su significado, por lo que el supuesto ahorro de tiempo puede desembocar en problemas legales o incluso pérdidas para la compañía.

Y es que la tecnología nos facilita la vida en multitud de ocasiones; sin embargo, una máquina no siempre podrá reproducir las aptitudes humanas de los traductores oficiales. Dentro del campo de la lengua hay muchos factores a tener en cuenta cuando nos enfrentamos a una traducción, ya que existen una gran cantidad de expresiones, frases o palabras cuyo significado varía mucho según el contexto en el que se incluyan y eso es algo que solo los profesionales del sector pueden manejar.

Dejar respuesta