Las balsas de agua forradas con plástico suponen una trampa mortal para animales

0
94
Balsas de Agua

La Dirección General de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón alertó del peligro que suponen las balsas de agua forradas de plástico para la fauna salvaje e instan a los propietarios, concesionarios y usuarios a que las vallen de forma adecuada para impedir el acceso de animales y personas.

Los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APNs) han recogido ya multitud de ejemplares de especies de fauna, tanto silvestres como domésticos, en la mayoría de los casos ahogados. Por este motivo, también recomiendan colocar algún tipo de sistema que permite la salida del animal, en el caso de consiga entrar dentro.

La semana pasada, Agentes para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón adscritos a la comarca del Somontano de Barbastro, rescataron en el municipio de Costeán dos tejones que habían caído a una balsa que estaba vacía por mantenimiento. Los animales no se ahogaron, aunque, según el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, de no haber sido rescatados probablemente habrían muerto.

Los APNs se movilizaron tras la llamada de un particular al Centro de Emergencias del 112. Los agentes comprobaron que los animales no podían salir por sus propios medios debido a la pendiente de los taludes y a que la superficie del plástico era muy resbaladiza.

La consejería ha explicado que los tejones se encontraban con “evidentes síntomas de debilidad, dado que presumiblemente llevaban muchas horas intentando salir de la mortal trampa”.

Además, al tratarse de animales que intentan defenderse cuando se sienten acorralados, la tarea de rescate no fue fácil, y los agentes tuvieron que tomar precauciones para no herir a los animales. De esta manera, se procedió a colocar un vallado en uno de los taludes de la balsa, y acorralaron a los animales para obligarles a salir a través de él.

La Dirección General de Sostenibilidad recuerda que estas balsas de agua, usadas para el riego o el abastecimiento urbano, no solo es una trampa mortal para los animales, sino que también puede suponer un peligro para las personas.

Fuente: Europapress

Dejar respuesta